Judíos de Kolomea, en una imagen antes de la guerra..jpg

Tropas australianas hacen su camino a través de lodo en la Bahía de Milne poco después del fallido intento de invasión japonés.

Como sucede a menudo en muchas organizaciones, no menos en las militares, los registros de los eventos diarios son frecuentemente entregas rutinarias y estadísticas con muy pocos detalles. Sólo cuando las cosas van excepcionalmente bien o excepcionalmente mal tendemos a realizar un registro más completo.

Así fue con la SS. Se encuentran registros del movimiento de los trenes relacionados con el Holocausto y una variedad de estadísticas de judíos que querían aniquilar o ya habían asesinado. Es inusual que un informe oficial describa lo que sucedía diariamente.

El 10 de septiembre, el Schutzpolizei Zugwachtmeister Josef Jacklein recibió la orden para hacerse cargo de una escolta de guardias llevando un tren cargado de judíos “para deportación”-en realidad hacia el campo de exterminio de Belzec-. Él estaba tan frustrado con los acontecimientos que siguieron que presentó un informe muy extenso... Ver Más