La Gran Bretaña y los Estados Unidos ya habían acordado una política común de primero hacer frente a Alemania, incluso antes que Japón quien había atacado primero a los estadounidenses. Los medios para alcanzar este objetivo fueron más polémicos.

 

Algunos personajes muy inflexibles en ambos lados de la Alianza estaban ahora debatiendo acerca de los detalles. El Jefe del Estado Mayor General Imperial, el general Sir Alan Brooke registraría en su diario el inicio fraccionado en los procedimientos del 20 de julio de 1942:

Desacuerdos entre británicos y estadounidenses

En la imagen, de izquierda a derecha, un oficial estadounidense no identificado; el mariscal Charles Portal, de British Air; el almirante estadounidense Ernest J. King; el general estadounidense George C. Marshall; el mariscal de campo británico Alan Brooke, y el almirante estadounidense Robert Ghormley en un almuerzo organizado por Brooke en honor de Marshall.

Llegué al MG [Ministerio de Guerra] a las 9 AM. Encontré una masa de mensajes. Los JEM [Jefes del Estado Mayor reunidos] están molestos con Mountbatten [ahora Jefe de Operaciones Combinadas] ¡de nuevo está asumiendo poderes salvajes para sí mismo! ¡A las 12:30 dimos la vuelta al 12 de la Calle Downing para reunirnos con los Jefes del Estado Mayor estadounidenses con el PM [Primer Ministro]! Habíamos pensado originalmente reunirnos ‘extraoficialmente’ a las 10 AM para una conversación privada, pero el PM estaba muy suspicaz y me había informado en Chequers que Marshall estaba tratando de asumir el poder de Comandante en Jefe de las tropas estadounidenses, ¡que era (constitucionalmente) prerrogativa del Presidente!

 

Después del almuerzo a las 3 PM nos reunimos Marshall y King y tuvimos una larga discusión con ellos. Encontramos que los dos de ellos están todavía anhelando un ataque a través del Canal este año para aliviar la presión sobre Rusia. ¡No se habían dado cuenta que tal acción sólo podría conducir a la pérdida de unas 6 divisiones sin lograr ningún resultado! La siguiente discusión consistió en que deberíamos aprovechar la preocupación alemana con Rusia para establecer una de cabeza de puente para una operación en 1943. Tuve que convencerlos que no había ninguna esperanza de que la cabeza de puente sobreviviera el invierno. A continuación se dialogaron las operaciones alternativas en el África del Norte, que no tenían mucho favor sobre la preferencia hacia el Pacífico.

Si deseas saber más, lee “War Diaries 1939-1945” [Diarios de guerra 1939-1945], del mariscal de campo Lord Alanbrooke.

El Jefe de Estado Mayor General Sir Alan Brooke en su escritorio en la Oficina de Guerra en Londres, en 1942.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados