En Birmania, las fuerzas británicas y chinas estaban cayendo de nuevo y se encontraban retirándose en combate. A estas alturas no contaban con cobertura aérea y ya sólo estaban defendiéndose. Muchos testimonios dan la impresión de una total confusión, sin embargo, un hombre logró mantener cierta apariencia de una visión integral.

 

El general William Slim enfrentó la difícil tarea de organizar la retirada a la India, con los japoneses buscando constantemente flanquear a las tropas replegándose. Sin embargo, Slim deja en claro que esto estaba muy lejos de ser una batalla cargada de un solo lado:

Combate de Gurkhas en Birmania

Hombres de la formación 2/9ª de Fusileros Gurkhas en la selva malaya, en octubre de 1941.

Durante la noche, la Brigada 63, con sus tanques, logró atravesar y se trasladó a ocupar los cruces de Myitnge. A principios del 29, las patrullas en los flancos han tenido roces con birmanos armados y han rescatado a más refugiados de la India, pero no antes de que algunos hubieran sufrido brutalidades.

 

Hubo un poco de acción rápida entre nuestros propios tanques y los de los japoneses, a unas diez millas por la carretera principal, en el que fue destruido un tanque enemigo y los nuestros fueron bombardeados desde el aire. Sin embargo, con la llegada de grandes refuerzos japoneses, nuestros destacamentos se replegaron lentamente a Kyaukse.

 

A las 2200 horas, bajo la luz de luna, los japoneses lanzaron un feroz ataque contra nuestras posiciones a ambos lados del camino. Los Gurkhas no abrieron fuego hasta que sus vociferantes agresores estaban a unos ciento cincuenta pies de distancia para luego darles lo suyo. El ataque se disipó, dejando muchos muertos.

 

A medianoche, una columna japonesa de transporte motorizado y carros tirados por bueyes casi tropezaban con nuestras defensas y fue atacada intensamente con artillería y morteros. Media hora más tarde, otro ataque se encontró con el fuego de corto alcance y fue destruido.

 

A las 0515 horas de la mañana siguiente, en plena oscuridad, un tercer ataque fue repelido con el enemigo en confusión. Al amanecer del 30 de abril, los tanques y los Gurkhas salieron y despejaron un pueblo quemado por delante de nuestras líneas. Muchos japoneses perdieron la vida en él y se capturaron varios morteros y armas automáticas ligeras. Los Gurkhas estaban particularmente complacidos por haber atrapado a treinta y ocho enemigos que se habían refugiado en un caño debajo de la carretera.

 

El enemigo pertenecía a la 18ª División -una que no habíamos enfrentado con anterioridad-. La opinión general de la Brigada 48 fue que, en comparación con sus antiguos oponentes, la 33ª División, los recién llegados, eran muy inferiores, tanto en valor como en capacidad de combate. Los japoneses cañonearon intensamente nuestras posiciones a lo largo del día, pero no muy eficazmente, con excepción del cuartel general de la Brigada, que parecía lo habían ubicado de forma precisa.

Si deseas saber más, lee “Defeat Into Victory: Battling Japan in Burma and India, 1942-1945” [Derrota a la victoria: combatiendo a Japón en Birmania e India, 1942-1945], del mariscal de campo vizconde William Slim.

La palabra “Gurkha” se deriva de Gorkhe (aunque también se dice proviene del guerrero-santo hindú Guru Gorakhnath [Siglo VIII]), un pequeño pueblo de Nepal cuya importancia no se puede deslindar de la historia de los Gurkhas. La importancia de esta ciudad es monumental, tanto para Nepal como para la historia del Gurkhas. “Gorkha Durbar” es una fortaleza palaciega construida con un propósito estratégico por los reyes de Gorkhe, cuyas intenciones eran la expansión por todo el país e incluso más allá de sus fronteras.  En la imagen una fotografía de un Gurkha blandiendo su kukri, aparecida en la famosa revista Life.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados