El U-111 es hundido

El buque armado británico “Lady Shirley”, responsable del hundimiento del submarino alemán U-111 el 4 de octubre de 1941. Este mismo navío sería hundido posteriormente por el U-374 el 11 de diciembre de 1941.

Después de haber dejado las Islas de Cabo Verde, el U-111, comandado por Wilhelm Kleinschmidt, tomó rumbo a Francia. Su trayecto lo llevaría a través de las Islas Canarias, cerca de donde recientemente el U-68 había atacado al barco mercante británico Silverbelle.

 

Kleinschmidt había sido ordenado que buscara el casco abandonado del Silverbelle, pero mientras hacía esto, observó humo en el horizonte. Pensando que había encontrado un carguero grande, viró el U-111 para atacar. El humo provenía de un barco mercante armado, el Lady Shirley.

 

Los detalles del combate que se desarrolló a continuación, provienen del interrogatorio a los prisioneros del U-111, llevado a cabo por la División de Inteligencia Naval del Almirantazgo británico:

A las 0840, el 4 de octubre de 1941, el vigía en el mástil del barco pesquero H. M. “Lady Shirley” reportó un objeto con dirección Verde 30 justo en el horizonte. El oficial de guardia fue a la cofa para examinar este objeto y pensó que podría ser la chimenea de un buque mercante detrás del horizonte. Pero como fue considerado posible que el objeto pudiera ser la torre de mando de un U-Boat a una distancia de cerca de diez millas, el curso fue alterado desde 270° a 360° para aproximarse e investigar. El objeto desapareció después de un corto tiempo, pero el rumbo 326° (N. 20 O.) se mantuvo por la remota posibilidad de que el U-Boat se hubiese sumergido.

 

El capitán del “U-111”, con la idea aún en su mente de la nave dañada de 9,000 toneladas reportada, posteriormente fue considerado por su tripulación haber confundido la “Lady Shirley” aproximándose con un barco mucho más grande a una distancia mayor y sumergirse demasiado tarde.

 

A las 1004, “Lady Shirley” obtuvo un eco, clasificado como submarino, dirigiéndose a Rojo 30, a un rango de 1,600 yardas. Estaciones de acción inmediata fueron llamadas y el curso alterado a N.50 O., en la dirección del eco. La posición del barco era entonces de 27° 15' latitud norte y 20° 27' longitud oeste.

 

La distancia se acortó rápidamente, la inclinación de aproximación siendo anotada, el objetivo moviéndose lentamente a la izquierda. Rumbo alterado a N. 60 O. A continuación, el objetivo se mantuvo estable durante un corto tiempo, luego se movió lentamente derecha. El rumbo fue, por lo tanto, alterado de nuevo a N. 50 O., y se mantuvo estable en la dirección por el resto de la carrera. Se obtuvieron el cronoscopio y cronómetro y la distancia cerrándose rápidamente anotándose a 1,200; 800; 600; 200 y 100 yardas. A continuación, se inició el cronómetro y el patrón de fuego realizado desde el cronómetro.

 

En el “U-111”, los sonidos de las hélices de la “Lady Shirley” fueron escuchados y Kleinschmidt, en principio, estimó que el barco británico se encontraba aproximadamente a 5,000 metros de distancia (unas 5,467 yardas).

 

El oficial subalterno y el hombre en el equipo de rastreo afirmaron haber expresado su sorpresa y haber preguntado por el cálculo de Kleinschmidt, ya que eran de la opinión que su enemigo estaba mucho más cerca.

 

Un poco más tarde, Kleinschmidt estimó que el barco británico estaba a 3,000 metros (aproximadamente 3,280 yardas) de distancia. El hombre en los hidrófonos de inmediato cuestionó esta afirmación, ya que pensaba que la distancia era de unos 500 metros (547 yardas) solamente; pero Kleinschmidt, un tanto irritado, repitió su estimación de 3,000 metros. Se afirmó enfáticamente que Kleinschmidt vio a través del periscopio justo antes de hacer esta declaración; los prisioneros asumieron que algo estaba mal con el periscopio o Kleinschmidt se aferró a su convicción de que su adversario era un barco mucho más grande a una distancia mucho mayor de lo que en realidad era el caso.

 

Unos momentos después se escucharon las explosiones de cargas de profundidad.

 

El patrón lanzado por la “Lady Shirley” fue primero y tercero, programado para explotar a 350 pies, el segundo y el cuarto para explotar a 150 pies, los lanzadores siendo ajustados a 250 pies, la última carga, sin embargo, se atascó en los carriles y no cayó.

 

Los prisioneros declararon que no hubo mucho daño en el “U-111”, diciendo que estaban a una profundidad de solamente cerca de 13 metros (43 pies); la iluminación no se vio afectada, pero se afirmó que un poco de agua había entrado por la popa.

 

Kleinschmidt parece haber perdido la cabeza y primero haber ordenado al submarino salir a la superficie y a la tripulación manipular los cañones. Los motores diésel se encendieron, pero casi de inmediato dejaron de funcionar y la sala de máquinas se llenó de humo denso; esto se atribuyó al aumento en el nivel del agua entrando por la popa. Kleinschmidt fue informado que los diéseles estaban fuera de combate y luego, sin esperar la confirmación o evaluar el supuesto daño a los diéseles, ordenó al submarino a sumergirse de nuevo. Pero esta orden llegó demasiado tarde ya que al salir el U-Boat comenzó a ser disparado. Por tanto, Kleinschmidt abrió la escotilla de la torre de mando y rápidamente salió, seguido por Rösing, Fuchs, el suboficial que tripularía la ametralladora de 20 mm en el puente y la tripulación del cañón delantero de 10.5 cm. Los prisioneros indicaron que al parecer Kleinschmidt, subestimando la destreza de la “Lady Shirley”, ahora tenía la intención de mantenerla a una distancia considerada por medio del fuego del cañón, si no podía hundirla, mientras que los diéseles del “U-111” se ponían en acción y luego buscar escapar en la superficie.

 

La acción duró diecinueve minutos y eventualmente el U-111 fue hundido por su propia tripulación, el capitán Kleinschmidt fue muerto y 45 miembros de la tripulación fueron rescatados, aunque posteriormente uno murió debido a las graves heridas recibidas durante el combate con la “Lady Shirley”.

Si deseas saber más, lee “Hitler’s U-Boat War: The Hunters, 1939-1942” [La guerra submarina de Hitler: los cazadores, 1939-1942], de Clay Blair.

En la imagen, la pintura que muestra la rendición del submarino alemán U-111, el 4 de octubre de 1941. La pintura original es de Charles Pears y es propiedad del Museo Nacional Marítimo de Greenwich, Londres.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados