El hidroavión de la Guardia Costera PH-2 había amarizado para rescatar a los sobrevivientes del U-701; en la imagen, los sobrevivientes llegan al hidroavión PH-2 en la balsa que les fue lanzada previamente por un dirigible tipo K de la Marina de los Estados Unidos.

Después del hundimiento del U-701 el 7 de julio de 1942, a unos 50 kilómetros de Cabo Hatteras, los hombres de la tripulación del submarino que lograron escapar contaban con tres respiradores auxiliares y un chaleco salvavidas.

 

El avión que los había atacado, un Lockheed A-29 perteneciente al Escuadrón de Bombarderos 396 del Ejército de los Estados Unidos, pilotado por el teniente Harry Kane, había lanzado otros dos salvavidas y señales de humo flotantes. Aparte de eso, los sobrevivientes estaban completamente solos nadando en el mar.

Dos hombres decidieron intentar nadar a tierra y no se volvió a saber de ellos nunca más. Uno de los sobrevivientes no sabía nadar y se ahogó en el transcurso de la primera hora. El 8 de julio observaron varios aviones, aparentemente en busca de ellos, pero los hombres comenzaron a ahogarse en rápida sucesión. Luego, un buque de la Guardia Costera llegó a estar a tan sólo 200 metros de ellos. Aun así, no fueron localizados.

El Kapitänleutnant Horst Degen, comandante del U-701, recordaría después los eventos finales... Ver Más

Noticias Recientes
Archivo
Búsqueda por Etiquetas
No tags yet.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square