Los restos del USS Juneau son encontrados, 76 años después de que 5 hermanos perecieran en él


Thomas Sullivan se estaba preparando para trabajar en Waterloo, Iowa, cuando tres hombres con uniformes de la armada se acercaron a la puerta de su casa.

Tengo algunas noticias sobre sus hijos”, dijo uno de los oficiales.

Los cinco hijos de Sullivan se habían enlistado en la Marina de los Estados Unidos después del ataque de Pearl Harbor y, esa mañana de enero de 1943, quiso saber cuál de ellos no volvería a casa.

Los cinco”, dijo el oficial.

Los hermanos Sullivan, George, Madison, Albert, Francis y Joseph, que también eran conocidos como “Red”.

Los cinco hermanos Sullivan murieron después de que su nave, el USS Juneau, fuera despedazada por un torpedo el 13 de noviembre de 1942. Los hermanos son, desde la izquierda: Joseph, Francis, Albert, Madison y George Sullivan. Los restos del navío fueron encontrados el Día de San Patricio, una coincidencia puesto que los hermanos eran de origen irlandés.

En la noche del 12 y 13 noviembre 1942, una batalla naval extremadamente violenta e intensa estalló a las afueras de Guadalcanal. Una gran fuerza de tarea japonesa tenía la intención de desembarcar tropas en Guadalcanal para continuar el ataque en las posiciones norteamericanas en el Campo Henderson, mientras que sus acorazados serían utilizados para bombardear las mismas posiciones. Fueron recibidos de frente por una fuerza más pequeña de la Marina de los Estados Unidos. En una oscura noche en las primeras horas del viernes 13 de noviembre, las dos fuerzas navales chocaron una con otra casi a quemarropa.

De todos los hombres que murieron esa noche, la pérdida de los hermanos Sullivan daría un duro golpe y tendría la atención de todos los Estados Unidos. Los hermanos Sullivan eran sólo eso, cinco hermanos. Se habían unido a la Marina de los Estados Unidos con la condición de que todos ellos sirvieran juntos. Era política de la Marina norteamericana no permitir que miembros de una familia sirvieran juntos, pero no era aplicado estrictamente.

Todos ellos sirvieron en el mismo barco, el USS Juneau. El crucero ligero fue torpedeado muy temprano en la batalla y luego torpedeado de nuevo mientras se alejaba herido en compañía de otros buques. Hubo una enorme explosión cuando su bodega de municiones fue alcanzada y el barco voló por los aires. Los espectadores creían que no podría haber habido supervivientes. No se hicieron intentos por detenerse y buscarlos.

De hecho, alrededor de un centenar de hombres habían sobrevivido y estaban nadando en el mar, entre ellos dos, posiblemente tres, de los hermanos Sullivan. Ninguno de ellos sobreviviría. El informe de un avión de reconocimiento reportando que había hombres en el agua se perdió en el fragor de la batalla -y no comenzó una búsqueda adecuada de los sobrevivientes hasta mucho más tarde-. De una compañía del buque de 700 hombres, sólo 11 fueron rescatados.

Fueron honrados 11 meses después de que su barco se fuera al fondo del mar en el suroeste del Pacífico. Algunos etiquetaron sus muertes como el mayor sacrificio de la generación más grande. Otros dijeron que su historia fue explotada por el gobierno de los Estados Unidos, que estaba desesperado por lograr que la nación aceptara los sacrificios de la guerra.

Cualquiera la causa, la población de todo el país estudió minuciosamente la historia de los hermanos Sullivan, examinando los detalles más pequeños de sus vidas, sus servicios, sus violentas muertes.

Pero una cosa ha permanecido escondida hasta ahora: su lugar de descanso final.

Un equipo financiado por el cofundador de Microsoft, Paul Allen, descubrió recientemente los restos del USS Juneau a 4 kilómetros por debajo de la superficie del Océano Pacífico, cerca de las Islas Salomón.

Durante años, el equipo de Allen ha estado explorando el Pacífico en busca de barcos que se hundieron hace décadas. El equipo ha utilizado tecnología avanzada como el sonar de barrido lateral y drones sumergibles para ubicar varios barcos, incluidos el USS Indianápolis y el USS Ward.

Pero encontrar el lugar de descanso final del USS Juneau enlazó su tarea con parte de la historia norteamericana que aún repercute en la actualidad, tanto en la memoria como en la política.

Los hermanos Sullivan han sido conmemorados con un ala de un museo, una escuela y dos navíos de la Marina. Y las muertes de los hermanos trajeron políticas de “único sobreviviente”, que eximen a las personas que han perdido a un miembro de la familia de ser reclutados o del servicio militar. Fueron el tema de una película de 1944, “The Fighting Sullivans” [Los Combatientes Sullivan].

Todo comenzó con una emotiva cena dominical en 1941. Los hermanos habían escuchado sobre el ataque a Pearl Harbor por la radio durante la cena el 7 de diciembre, según el Waterloo-Cedar Falls Courier. Sus pensamientos se volvieron inmediatamente hacia Bill Ball, un amigo sirviendo en Hawái que, según supieron más tarde, murió en el ataque. Los hermanos Sullivan, todos en sus 20 años, deseaban irse a combatir.

La Armada al principio se resistió a su solicitud de servir en el mismo barco, pero finalmente cedió.

“Estaba hablando con un marinero el otro día”, escribió Red Sullivan a un amigo, según The Courier. “Por la forma en que habló, los cinco hermanos vamos a abordar el mismo barco. Ojalá los demás pudieran acompañarnos”.

Ese barco era el USS Juneau: un barco que transportaba casi 700 hombres y era casi tan nuevo en el esfuerzo bélico como lo era Red Sullivan. Fue comisionado aproximadamente un año antes de que se hundiera.

El USS Juneau se especializó en la defensa de otros buques de aviones de guerra. Realizó tareas de patrullaje y escolta en el Atlántico Norte y el Caribe y luego fue enviado al Pacífico, donde estuvo involucrado en varias batallas, incluidas las batallas navales de Guadalcanal. En su batalla final, sirvió como parte de una pantalla protectora para buques de carga y transportes mientras las fuerzas estadounidenses intentaban mantener afianzada su posición en el Pacífico.

El Juneau se mantuvo firme durante la feroz lucha nocturna, pero fue gravemente dañado por un torpedo durante la costosa victoria estadounidense. (En total, durante las batallas navales cerca de Guadalcanal, las fuerzas estadounidenses y japonesas perdieron dos docenas de naves por bando). Inclinándose pronunciadamente hacia a un lado, se fue herido con otros barcos.

Pero el submarino japonés I-26 acechaba cerca. Uno de sus torpedos falló cuando buscaba dar en el USS San Francisco, pero impactó al USS Juneau cerca del lugar donde había sido alcanzado previamente y cerca del compartimento donde se almacenaban las municiones.

El resto ocurrió en un instante, según documentos desclasificados obtenidos por el Courier Waterloo-Cedar Falls:

Vi el lugar donde había estado el Juneau. Lo único visible eran enormes nubes de humo gris y negro... Los hombres me dijeron que el Juneau parecía explotar instantáneamente y parecía quebrarse en dos, ambos segmentos se hundieron en 20 segundos... El señalero en el puente de la Helena estaba en el proceso de tomar un mensaje del Juneau y tenía sus binoculares fijos en el señalero de esa nave e informa que el señalero fue volado al menos 30 pies en el aire”.

Tres de los Sullivan murieron en esa explosión inicial. Dos lo hicieron en balsas salvavidas, pero murieron en los días siguientes en el mar, esperando el rescate.

En la muerte, pasaron de ser un pie de página famoso a héroes nacionales. Su madre bautizó a un nuevo destructor con el nombre de Sullivan y el gobierno de los Estados Unidos aludió al sacrificio de la familia al pedirle a la gente que adquiriera bonos de guerra.

La apelación fue simple y efectiva: la familia Sullivan dio tanto. ¿El resto de nosotros también podemos ayudar? Como dijo una mujer a Associated Press, según un recuento de la historia de los Sullivan: “Y ahora me pregunto cómo se sienten los acaparadores de azúcar y café”.

#PaulAllen

Noticias Recientes
Archivo
Búsqueda por Etiquetas
No tags yet.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados