Ataque aéreo sobre Singapur

Aviones Brewster Buffalo Mark I siendo inspeccionados por personal de la Real Fuerza Aérea en el aeródromo de Sembawang, Singapur, para reequipar los Escuadrones Números 21 y 453 de la Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF).

El 10 de enero de 1942, el 25º Ejército japonés, al mando del teniente general Tomoyuki Yamashita, entró en la ciudad de Kuala Lumpur, en la Malaya británica. Ese mismo día, soldados japoneses y marines desembarcaron en la isla de Tarakan en las Indias Orientales Holandesas.

 

Los desembarcos en Malaya y Hong Kong formaban parte de una movilización general hacia el sur para asegurar la invasión de Singapur y aunque las fuerzas británicas en el área eran superiores en número que las del 25º Ejército japonés, Yamashita concentró sus fuerzas, las cuales contaban con apoyo aéreo, blindados y una mejor coordinación, tácticas y experiencia.

 

Al principio de la campaña, las fuerzas aliadas tenían solamente 164 aviones de primera línea en Malaya y Singapur, y el único caza era el obsoleto Brewster F2A Buffalo. Estos aviones fueron operados por dos escuadrones de la Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF), dos de la Real Fuerza Aérea (RAF), y uno de la Real Fuerza Aérea Neozelandesa (RNZAF). Aunque superados en número y desempeño por los aviones japoneses, los Buffalo fueron capaces de oponer resistencia; tan solo los pilotos de la RAAF lograron derribar por lo menos 20 aviones japoneses antes de que los pocos que sobrevivieron fueran retirados.

 

Durante la mañana del 10 enero, operadores de radar en Singapur trazaron meticulosamente el curso de un solo avión de reconocimiento japonés mientras se aproximaba a la isla, el controlador de cazas dirigió a dos Buffalo del Escuadrón 243 para interceptarlo. Un avión bimotor Ki-46 de 81º Chutai Independiente, volando desde Kota Bharu, fue avistado por el sargento Bert Wipiti y el sargento Charlie Kronk, los dos pilotos neozelandeses lo persiguieron y lo derribaron; Kronk describió:

Me aproximé por debajo y vi el gran cuerpo del avión con sus grandes círculos rojos en el ala justo encima de mi cabeza. Y pensé, no puedo destruir una nave tan bella como esta. Entonces apreté el botón y vacié todo lo que tenía en ella. Seguí disparando hasta que todas mis municiones se acabaron. Estaba incendiándose todo el trayecto hasta tierra, pero los japoneses parecían pensar que podían aterrizarlo. Pero justo al alcanzar el punto plano, pareció estallar en llamas y una enorme cortina de fuego subió mientras desaparecía entre las copas de los árboles.

El sargento Vincent ‘Vin’ Arthur, con la RNZAF, escribió en su diario al respecto:

Ambos chicos atacaron simultáneamente, Wipiti apuntando al motor de estribor y Kronk al piloto. Ambos usaron todas sus municiones. Ellos dispararon al avión todo el trayecto desde 9,000 pies hasta 0 pies. Cuando finalmente se estrelló en una colina en Johore, el motor de estribor estaba ardiendo furiosamente. Cuando Wip y Charlie regresaron, ambos hicieron giros de victoria. Estoy contento que el 243 fuera primero en derribar y no el 488.

Si deseas saber más, lee “Buffaloes Over Singapore: RAF, RAAF, RNZAF and Dutch Brewster Fighters in Action over Malaya and the East Indies 1941-1942” [Búfalos sobre Singapur: RAF, RAAF, RNZAF y Cazas Brewster holandeses en acción sobre Malaya y las Indias Orientales 1941-1942], de Brian Cull.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados