A pesar de la recolección de ropa invernal de emergencia que se había hecho en Alemania, mucha de ella no llegó a las tropas que más lo necesitaban hasta que el frío cedió. En algunas zonas, la Wehrmacht se estaba reagrupando para contraatacar, en otras, sus unidades estaban en un terrible estado de privaciones.

 

Los soldados alemanes en el frente estaban desesperados por las condiciones prevalecientes y la inequidad en la distribución de los suministros. Hans Roth, con una unidad antitanque formando parte del Sexto Ejército, ahora a cargo del general Friedrich Paulus después de la muerte del mariscal de campo Reichenau, da una idea del deterioro de la moral de las tropas alemanas durante este periodo:

Inconformidades de las tropas en Rusia

Marzo marcó el comienzo de la descongelación en la parte sur del Frente del Este, pero las condiciones climatológicas variaban enormemente debido a lo extenso de la línea.

Por la noche hubo una alerta de ataque aéreo. Se dieron órdenes para estar en alerta máxima. Tres aviones pesados de transporte volaron desde la dirección de Bjelgorod. Anteayer, unidades aerotransportadas han atacado la oficina del Estado Mayor en la división del ejército y han causado muchos daños. Las guardias son dobladas y las patrullas son puestas en acción.

 

Durante las primeras horas de la madrugada hay un ataque. Pero sus intentos de romper por aquí son en vano, ya que el fuego bien posicionado de nuestras baterías destruye la fuerza del enemigo antes que ellos mismos puedan prepararse.

 

La noche pasa calmada; excepto por los guardias y sus puestos avanzados, todo el mundo se acurruca en las chozas, que están muy dañadas por el fuego de balas. Una vela está encendida en medio de una mesa tembleque, alrededor de la cual se han congregado mis hombres. Algunos de ellos escriben cartas, otros se enfrascan en acaloradas conversaciones. Yo pertenezco a estas últimas. Una vez más hay conversación de vacaciones, hogar, relevos y muchos holgazanes. Cuando se mencionan las palabras ‘servicio detrás de las líneas’ y ‘unidades de suministro’, un aullido enojado irrumpe. Todos estábamos muy enojados esta mañana con los sirvientes de la línea de suministro y fanfarrones de la cocina. Esos tipos desperdician sus días con un culo tibio, mientras nosotros en el frente mantenemos nuestras posiciones todo el invierno en la nieve y temperaturas congelantes. Sé muy bien como son las condiciones para estos ‘finos’ camaradas en la retaguardia de la línea del frente, en Sumy y Lebedyn, y también sé a través de numerosas cartas cómo nuestros sacrificios son recibidos con total desconcierto por muchos en casa.

 

Aquí en el frente, nosotros que llevamos con orgullo el nombre de ‘Frontschweine’, nos hemos convertido en una hermandad de hombres que se han solidificado, quienes hemos sido fusionados por muerte y sangre en una comunidad estrecha. Y todo a lo que estos tipos, llenos de tierra y piojos, se pueden aferrar para poder perseverar es una sola cosa: amor -a niveles los cuales nadie en casa puede imaginar- un amor sin límites y adoración por cualquier cosa que diga ‘hogar’. Realmente creo que sólo aquellos que tienen a la muerte pisándoles los talones todos los días -sea en combate cuerpo a cuerpo o en el pesado fuego de artillería- son capaces de tal amor incondicional. Todos y cada uno de nosotros sacrificaría con gusto su vida por ustedes en casa. Estas son las tropas que llevan la peor parte de todo esto, que están en la misma línea de frente -esto es lo que pensamos-.

 

Hacia nuestra retaguardia están las unidades de suministro y provisiones quienes ya piensan muy diferente. Su temor de ser desplegados al frente, junto con su temor de nosotros, se convierte en todo lo que les rodea. Y, por cierto, estos son los tipos que serán celebrados más tarde como ‘héroes’ en casa, gracias a las historias sangrientas que cuentan. Esto sólo lo menciono de pasada, debido a que, para el verdadero soldado en el frente, todo esta postura y pretensión son totalmente inapropiados, ya que las palabras ruidosas y jactanciosas no encajan en nuestros recuerdos de los chicos queridos que hemos perdido.

 

Todavía más hacia atrás están las tropas de ocupación, cuyos ‘problemas’ son con las putas y otras mujeres. Estos son los que son mostrados en fotos en casa, que están envueltos en gruesos abrigos de pieles, agrupados en la nieve y el hielo para crear una bonita fotografía (‘oh, esos pobres hombres, ¡qué terrible invierno ruso!’) ¿Hay alguien que sepa en casa que esos son los mismos abrigos de pieles que son echados de menos en el frente? ¿Hay alguien que sepa que ellos se están bebiendo con esas mujeres los mismos schnapps que nos darían el regalo del calor y una hora de olvido?

 

Y luego, hacia la parte final, están las dotaciones antiaéreas en casa. Ellos ni siquiera están al tanto de que hay una guerra, excepto por el hecho de que hay un porcentaje mayor de mujeres por soldado antiaéreo. Vengan y únansenos, guerreros de estancia, releven a sus camaradas manejando los cañones antiaéreos de 2cm. y 8.8 cm., se lo merecen, ¡esos queridos muchachos valientes!

Si deseas saber más, lee “Eastern Inferno: The Journals of a German Panzerjäger on the Eastern Front, 1941-43” [Infierno oriental: los cuadernos de un cazador de tanques alemán en el Frente del Este, 1941-1943], editado por Christine Alexander y Mason Kunze.

World War II Aerial Photos & Maps tiene mapas soviéticos y alemanes originales del área en marzo de 1942, dando una idea del estado de la línea a lo largo del frente.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados