El combate en Stalingrado se había estado reduciendo a combates aislados entre individuos y unidades. La lucha brutal se libraba casa por casa, piso por piso. En la parte sur de la ciudad, unidades del 4º Ejército Blindado alemán habían por fin alcanzado el Volga.

 

Sin embargo, en la parte norte de la urbe, la gran mayoría de los edificios todavía estaban siendo defendidos obstinadamente por los soviéticos, incluso se efectúan algunos contraataques. Una entrada en el diario de un teniente Weiner en la Wehrmacht, describe el paisaje desolado de la ciudad en el Volga:

Terror en Stalingrado

Ingenieros alemanes avanzando en Stalingrado con un cañón autopropulsado de asalto Sturmgeschütz III proporcionando algo de apoyo. 

Hemos combatido por quince días por una sola casa, con morteros, granadas, ametralladoras y bayonetas. Para el tercer día, cincuenta y cuatro cuerpos alemanes están esparcidos en los sótanos, en los descansillos y en las escaleras. El frente es un pasillo entre habitaciones quemadas, es el techo delgado entre dos pisos… Hay una lucha incesante desde el mediodía hasta la noche. De piso en piso, rostros negros con sudor, nos bombardeamos unos a otros con granadas en medio de explosiones, nubes de polvo y humo… torrentes de sangre, fragmentos de… seres humanos. Pregunten a cualquier soldado lo que media hora de lucha cuerpo a cuerpo significa en tal combate… La calle ya no se mide más por metros sino por cadáveres.

 

Stalingrado ya no es más una ciudad. De día es una enorme nube de humo ardiente y cegador; es un gran horno iluminado por el reflejo de las llamas. Y cuando la noche llega, una de esas noches abrasadoras, aullantes y sangrantes, los perros se zambullen en el Volga y nadan desesperadamente para alcanzar la otra ribera. Las noches de Stalingrado son un terror para ellos. Los animales huyen de este infierno… sólo los hombres resisten.

Si deseas saber más, lee “Frontsoldaten: The German Soldier in World War II” [Soldados del frente: el soldado alemán en la Segunda Guerra Mundial], de Stephen G. Fritz.

Infantería soviética defendiendo sus posiciones en las ruinas de Stalingrado.

Noticias Recientes
Archivo
Búsqueda por Etiquetas
No tags yet.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square