Ladino recurso alemán

Mujeres ucranianas conviven con tropas alemanas.

La reconquista de Feodosia en la Crimea por parte de los alemanes, en el sur de la Unión Soviética, llevó a considerar a los mandos alemanes la posibilidad de explotar el logro obtenido y buscar expulsar a los soviéticos de la península de Kerch. Sin embargo, los recursos disponibles provocaban dudas y la reflexión detenida de tal decisión.

 

Las fuerzas germanas estaban mermadas por las bajas temperaturas del invierno, el contraataque sostenido del Ejército Rojo y la falta de suministros adecuados, lo cual les obligaba a buscar alternativas para buscar mitigar las condiciones desfavorables en las que se encontraba la Wehrmacht.

 

Wilhelm Prüller, con la 9ª División Panzer, recuerda en su diario de las artimañas para eludir algunas de las disposiciones militares respecto de la población rusa:

14 de febrero de 1942

 

Hoy llegaron órdenes para hacer que los civiles sean evacuados -por enésima ocasión-. Probablemente alguien en los altos niveles tuvo la brillante idea que podríamos estar lamiendo toda la comida disponible si los civiles no estaban allí.

 

Bien, esa orden ha estado en vigor por un largo rato, pero los habitantes siempre regresaban, calladamente lo permitíamos; puesto que calientan para nosotros, buscan agua, nos lavan, incluso traen leche de las dos vacas y, bien, después de todo, entre los 230 hombres hay algunos que no pueden soportarlo sin tener carne femenina alrededor, aunque sea carne rusa. Y así, después de un tiempo, los teníamos a todos encima de nosotros.

 

Ahora, el Herr General ha dado la orden él mismo. No hay mucho que podamos hacer ahora para salir de ella. Pero la orden se llevó a cabo de la siguiente manera: el Herr Bataillonskommandeur nos permitió que cada Compañía pudiera mantener tres familias que debían ser utilizadas para trabajar y cada miembro de la familia recibiría un permiso firmado por el oficial al mando de la Compañía. ¿Tres familias? Eso no es mucho en relación con las necesidades de una Compañía. Pero: ¡nosotros armábamos las familias! Nueve habitantes -hombre y esposa- son incluidos en una familia, todos ellos obtienen su permiso y cada uno de ellos es llamado Ivanov. Los siguientes nueve son llamados Baranova y los otros Vassiliev.

Si deseas saber más, lee “Diary of a German Soldier” [Diario de un soldado alemán], de Wilhelm Prüller.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados