Buques británicos bombardeados en Siria

Soldados australianos tomaron posesión de este antiguo castillo construido durante las Cruzadas en una colina en Sidón. Capturada por los australianos durante el avance hacia Siria, Sidón fue declarada una ciudad abierta para evitar daños en esta zona histórica.

La expedición en Siria, en lugar de ser el avance en tres frentes contra un enemigo poco entusiasta como estaba planeado, se había convertido en una campaña enfrentando a un enemigo resuelto y tropas habilidosas.

 

Alan Moorehead fue enviado para cubrir la campaña en el norte de África por el periódico Daily Express y estuvo en ese teatro de operaciones hasta 1943, sus libros, conocidos como la “Trilogía Africana” se convirtieron en un clásico sobre la lucha en el Desierto Occidental. Sin embargo, es poco conocido que Moorehead también estuvo presente en Siria durante la ocupación británica de este país que estaba siendo defendido por tropas francesas del régimen de Vichy:

Tropas australianas se constituyen como “Reyes del Castillo” al tomar posesión de este edificio de época, construido por los cruzados en una colina sobre la ciudad antigua de Sidón, en Siria, en junio de 1941.

Cuando Sidón cayó y condujimos hasta los talones de las primeras patrullas australianas, el pueblo estaba medio hosco y dudoso. Dos soldados senegaleses yacían entreverados en una muerte horrible a las puertas del pueblo, donde un proyectil naval les había impactado y la gente estaba gravemente asustada. Todos los franceses habían decampado. Dentz había estado aquí tan solo dos días antes para decirles a las tropas sin aspavientos que, a menos que lucharan, se tomarían represalias en contra de sus parentelas apresadas por los alemanes. Debían disparar a cualquier británico que intentara parlamentar. Cada vez más, mientras progresábamos en esta campaña, Dentz estaba realmente emergiendo como una figura muy siniestra. Y todavía no habíamos comenzado a descubrir qué tan lejos podría llegar.

 

El pueblo estaba dolorosamente escaso de cosas como pan, azúcar y combustible, y aparentemente las mercancías habían sido acaparadas por algunos comerciantes para elevar los precios.

 

La flota inglesa había estado navegando continuamente por delante de las tropas avanzando, bombardeando posiciones francesas en la costa desde cuatro o cinco mil yardas de distancia. Habían derrotado dos destructores de Vichy que habían salido de Beirut. Pero ahora por la tarde, una inusual fuerza de Junkers alemanes apareció repentinamente sobre Sidón. Los barcos británicos fueron de inmediato borrados entre fuentes de agua bombardeada y mientras los bombarderos viraron para una segunda pasada, una gran espiga de humo negro surgió de uno de los destructores. Estaba gravemente dañado. Esta desgracia, después de otros varios encuentros en donde los buques de guerra británicos habían sido impactados, hacían imperativo que la flota debiera tener protección aérea si es que estaba dispuesto que continuaran.

Si quieres saber más, lee “The Desert War: The Classic Trilogy on the North Africa Campaign 1940-43” [La guerra en el desierto: la trilogía clásica sobre la campaña en el Norte de África 1940-1943], de Alan Moorehead.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados