Montgomery hace su aparición en África del Norte

Un soldado británico con su rifle y equipo, recién llegado a Egipto, el 19 de agosto de 19

Un soldado británico con su rifle y equipo, recién llegado a Egipto, el 19 de agosto de 1942.

Bernard Law Montgomery había llegado a África del Norte el 13 de agosto de 1942, nombrado comandante del 8º Ejército británico inmediatamente después de la muerte del teniente general William Gott, quien había sido designado para comandar el mismo ejército, cuando su avión fue interceptado y derribado. Mientras que algunos oficiales experimentados del desierto sentían que era necesario que Montgomery debía esperar hasta que “tuviera sus rodillas bronceadas” antes de delinear una nueva estrategia, pero muy pronto demostró quién estaba al mando y lo que él esperaba. Era evidente que Rommel ya estaba preparando su siguiente ataque y había poco tiempo disponible.

David Belchem fue uno de los oficiales de alto rango que fueron testigos del cambio:

La primera tarea que emprendió fue la de recorrer toda la región de El Alamein, y visitar cada formación en el Ejército, estudiando el terreno y las defensas al mismo tiempo.

Cuando las condiciones lo permitían, reunía a los oficiales y soldados a su alrededor y personalmente les explicaba su nueva política de defensa. No habrá retirada de El Alamein, solía decir: “siempre que tengan la capacidad de utilizar su dedo en el gatillo, no se muevan y sigan disparando”.

 

Para dar efecto a esta decisión, se dieron órdenes para almacenar municiones, suministros y agua potable en la zona del frente y las localidades defendidas se fortalecieron con minas adicionales y alambre: la posición de El Alamein fue preparada para una defensa prolongada.

Al mismo tiempo, Monty dejó muy claro que todos esos dolores de estómago debían cesar. Esta era una de sus frases favoritas, con lo cual quería decir que las órdenes son órdenes y no una base para la discusión. Desde los tiempos del General Ritchie, la tendencia entre los subordinados era la de cuestionar sus instrucciones cuando creían que sabían mejor; con Monty esto era un anatema.

Otra de sus expresiones favoritas era la de “no hay pies mojados”, lo que significaba que las tropas iban a permanecer firmes en sus posiciones y no ordenarles constantemente cambiarse de lugar cada vez que alguna situación local pareciera demandar la reacción de los defensores ante un movimiento enemigo.

Si deseas saber más, busca el título “All in the Day’s March” [Todo en la Marcha del Día], de David Belchem.

La oportunidad de Montgomery para comandar un ejército de batalla moderno llegó en 1942 al

La oportunidad de Montgomery para comandar un ejército de batalla moderno llegó en 1942 al momento en que fue enviado a Egipto para reemplazar al comandante del Octavo Ejército. Montgomery fue fotografiado poco después de su llegada por vía aérea en El Cairo.

El Cuerpo de Policía Militar entrenando un perro Boxer para atacar, el 15 de agosto de 194

El Cuerpo de Policía Militar entrenando un perro Boxer para atacar, el 15 de agosto de 1942.

El teniente general Montgomery, el nuevo comandante del 8º Ejército, conversa sobre la dis

El teniente general Montgomery, el nuevo comandante del 8º Ejército, conversa sobre la disposición de tropas en el cuartel general de la 22ª Brigada Blindada, el 20 de agosto de 1942. El comandante de la brigada, el brigadier ‘Pip’ Roberts está a la derecha (con la boina).

Un jeep siendo probado en pendientes pronunciadas en el desierto occidental, el 13 de agos

Un jeep siendo probado en pendientes pronunciadas en el desierto occidental, el 13 de agosto de 1942.

Un tanque Grant siendo cargado sobre un transportador Diamond T, el 13 de agosto de 1942..

Un tanque Grant siendo cargado sobre un transportador Diamond T, el 13 de agosto de 1942.