Poderes plenipotenciarios para exterminar

El Reichführer de las SS, Heinrich Himmler, con Sepp Dietrich, comandante de la División de las Waffen SS “Leibstandarte SS Adolf Hitler”, en Grecia, mayo de 1941.

Cuando Grecia fue ocupada por los alemanes en 1941, fue dividida en tres secciones. Al norte, una gran parte de Tracia, que contenía entre 5,000 y 6,000 judíos, fue incorporada a Bulgaria. El destino de esos judíos sería decidido en el contexto de las relaciones de Alemania con los búlgaros.

 

Las otras dos zonas estaban divididas entre italianos y alemanes, un gobierno títere en Atenas dirigía la administración griega en ambas áreas. La región italiana era más extensa en territorio que la alemana, reconociendo el interés primario de Mussolini en Grecia. Sin embargo, la zona alemana en Macedonia y Salónica contenía la mayor parte de judíos griegos, más de 55,000.

 

El 2 de octubre, Himmler comunicó a Hitler del peligro de disturbios en la zona helénica de Salónica, esto debido al enorme número de judíos allí ubicados, por lo que solicitó permiso para iniciar el envío de razas a campos de concentración en Polonia. El mayor Gerhard Engel estaba presente durante la reunión en la Guarida del Lobo, en Prusia Oriental:

Presentes estaban F [Führer], el jefe del OKW, Jodl, Reichführer de las SS, Heydrich, Schmundt, Engel, más tarde Warlimont (en conexión con la conferencia de la situación).

 

Himmler informó acerca de poner a las razas extranjeras (judíos) en campos, habló de la situación en los Estados Bálticos y Rutenia. Puntos principales Riga, Reval y Minsk. Mencionó la cuestión de la población judía en Salónica, afirmó que Salónica es una ciudad con una de las comunidades judías más grandes: peligro de integración entre los judíos y los levantinos. F. aceptó su opinión y le dijo que eliminara el elemento judío de S. Himmler lo solicitó y recibió poderes plenipotenciarios para tal propósito. SD-Kommando con refuerzos será enviado allí. Keitel preguntó si el comandante militar debía involucrarse. F. contestó: sólo si es absolutamente necesario. Keitel pidió permiso para informar al comandante militar que el Reichführer de las SS recibió poderes plenipotenciarios y que no debía interferírsele. Schm. y yo contentos de que la Wehrmacht y las tropas no estén incluidas.

Si deseas saber más, lee “At the Heart of the Reich: The Secret Diary of Hitler’s Army Adjutant” [En el corazón del Reich: el diario secreto del adjunto del Ejército de Hitler], del mayor Gerhard Engel.

Adolf Hitler se reúne con soldados. En la parte posterior se ubican Alfred Jodl (izquierda) y Gerhard Engel, adjunto del Ejército alemán.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados