La RMS Queen Mary fue utilizada como transporte de tropas a lo largo de la Segunda Guerra Mundial y por lo general cruzaba el Atlántico sin escolta, basándose en su velocidad para evadir a los U-Boats alemanes. Al acercarse al norte de Irlanda el 2 de octubre de 1942, se le unió el HMS Curacoa, proporcionando una escolta antiaérea para la última etapa hacia Escocia.

La Queen Mary estaba en un curso normal en zigzag, pudo haber sido difícil para el HMS Curacoa interpretar en qué fase del zigzag se encontraba cuando se reunieron o puede ser que el HMS Curacoa simplemente no tenía la suficiente velocidad. Las dos naves se encontraban en curso de colisión -ambos capitanes fueron informados y ambos creían que el otro tomaría acción evasiva-. Las consecuencias fueron trágicas.

Alfred Johnson estaba en el Queen Mary:

Colisión entre el RMS Queen Mary y el HMS Curacoa

El antiguo crucero ligero de la Primera Guerra Mundial, el HMS Curacoa

Era 1942 y yo tenía 22 años y era un marinero en la Marina Mercante en la Queen Mary. Íbamos de regreso a Glasgow desde Nueva York, que representaba un viaje de cuatro/cinco días.

La Queen Mary transportaba a unos 20,000 soldados estadounidenses a para unirse a las fuerzas aliadas. Ella era conocida como un “avispero” en la guerra, debido a que había un montón de nacionalidades en el barco.

Estábamos 2 de nosotros en la cubierta de popa hacia la parte posterior del barco y nos hacíamos cargo del cañón de 6 pulgadas -en caso de que fuéramos atacados-. Qué tanto podríamos haber hecho con sólo un cañón, ¡no tengo ni idea!

Un crucero llamado HMS Curacoa se reunió con nosotros a 200 millas de la costa para escoltarnos hasta Greenock. Podía verlo claramente ya que estaba en la popa.

Pudimos ver nuestra escolta zigzagueando delante de nosotros -era común que los barcos y cruceros zigzaguearan para confundir a los U-Boats-. Sin embargo, en este caso particular, la escolta estaba muy, muy cerca de nosotros.

Le dije a mi compañero ‘Sabes, ella está zigzagueando por todos los lugares enfrente de nosotros, estoy seguro de que vamos a chocar con ella’.

 

Y por supuesto, la Queen Mary cortó al crucero en dos como un trozo de mantequilla, directamente a través de la placa blindada de seis pulgadas. La Queen Mary continuó su curso (íbamos a unos 25 nudos). Era política no detenerse y recoger a los sobrevivientes, incluso aun cuando estaban agitando sus manos hacia nosotros. Era demasiado peligroso, debido a que la amenaza de U-Boats estaba siempre presente.

Mi compañero y yo queríamos hacer algo, así que después de la colisión le dije a mi compañero: "Vamos, lancemos esto" y soltamos la balsa salvavidas de corcho en el mar. Si alguien del crucero logró subir a bordo de la balsa, no tengo ni idea.

 

La Queen Mary continuó su viaje a Greenock, soltó el ancla y descargó a los soldados norteamericanos. En su estela, una tragedia se estaba desarrollando detrás de ella en el Atlántico. Yo estimo que unos 600 hombres estaban a bordo del crucero y no sé si hubo sobrevivientes o no, ya que la colisión fue censurada y no se informó en los periódicos.

La colisión provocó una de las peores pérdidas de la Marina Real durante la guerra. El accidente causó la muerte de 337 almas y 101 fueron rescatados por el HMS Bramham y otros navíos que fueron enviados después de que Queen Mary hiciera un llamado por radio informando sobre el choque accidental.

 

Si quieres saber más, visita BBC People’s War [La Guerra del Pueblo de la BBC].

El transatlántico Queen Mary con el esquema de pintura en tiempos de guerra. Durante este periodo ella era conocida como el “Fantasma Gris”, cuando transportaba a decenas de miles de hombres a lo largo de todo el Atlántico.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados