Casi al mismo tiempo que los judíos de la Europa occidental arribaban al gueto de Łódź, comenzó un intenso movimiento de la población, uno que comprendió cientos de miles de judíos y que continuaría hasta septiembre de 1942. Los habitantes tenían dos destinos, especialmente iniciando a finales de 1941.

 

Niños, ancianos y enfermos fueron enviados al campo en Chelmno, que había iniciado sus operaciones en la primera semana de diciembre de 1941. La gente clasificada como apta para el trabajo era deportada al gueto de Łódź, al cual los alemanes dieron el nombre de Gau-Getto des Reichgaues Wartherland. Allí, todos los habitantes, tanto la población local como aquellos de otros países de la Europa occidental, así como también los de poblados y villas a los alrededores, sufrieron un proceso de selección que resultó en la permanencia de algunos en el gueto mientras otros eran deportados a Chelmno.

 

De esa manera, para la finalización de la primera ola de exterminio, los nazis habían dado muerte a más de 250,000 judíos, liquidando en el proceso todos los asentamientos judíos que habían existido por centurias a las afueras de Łódź. El 21 de septiembre de 1942, el gueto de Łódź conmemoró el día más sagrado para los judíos, el Yom Kippur:

Día de Expiación en el gueto de Łódź

Niños siendo transportados al campo de exterminio de Chelmno, en 1942.

Lunes, 21 de septiembre de 1942

 

Hoy, siete muertes fueron registradas. Este es el número más bajo desde que el gueto fue establecido. Sin un estudio detallado de las causas para esta cifra, uno debe asumir que esto es debido a la evacuación de los enfermos y los ancianos. Además, debemos tomar en cuenta que ayer [por la tarde y hoy] fue el Día de la Expiación, el día festivo judío más importante y un día de ayuno, así que mucha gente religiosa no habría reportado una muerte. En cuanto a nacimientos, dos niños fueron registrados.

 

Todos los almacenes [vegetales y carbón], puntos de distribución, talleres y oficinas de la Comunidad estuvieron abiertos durante la conmemoración de hoy. Gran aprecio y gratitud se sintió por la comida de mediodía, particularmente buena y substancial -un platillo de patata y guisante cocinado con huesos-, que fue servido para marcar el culto. Esta comida de mediodía fue la única evidencia de la conmemoración, que normalmente se encomia tan solemnemente. Sólo algunas tiendas privadas estuvieron cerradas.

 

Hoy, cajas grandes fueron observadas llegando al gueto por tren. Estas contienen las partes componentes de las máquinas gigantescas que serán utilizadas en el taller de carpintería y los talleres de arranque y metal. Por tanto, una nueva era está comenzando en el gueto: el paso de las artesanías al trabajo de máquinas.

 

Recientemente, el gueto recibió grandes órdenes de la administración militar. En particular, se ordenaron abrigos y otras prendas de hechas con pieles.

Si deseas saber más, lee “The Chronicle of the Łódź Ghetto 1941-1944” [La crónica del gueto de Łódź 1941-1944], editado por Lucjan Dobroszycki.

Policía del gueto escolta a residentes para su deportación. La imagen proviene de la colección de Henryk Ross, un fotógrafo judío elegido por los nazis para registrar la vida del gueto con fines de propaganda. Poniendo su vida en peligro, Ross tomó sus propias imágenes documentales al final de estos preciosos rollos de película. Pensando que no sobreviviría a la guerra, colocó los negativos en botellas y los enterró con la esperanza de que algún día fueran descubiertos.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados