La URSS e Inglaterra invaden Irán

Un carro blindado soviético lidera el avance de una columna de suministro británica, en Irán, 1941

El 25 de agosto de 1941, fuerzas soviéticas e inglesas, en su primera operación conjunta, avanzaron simultáneamente en Persia. Desembarcando en Basra, una brigada de infantería británica ocupó la refinería de petróleo en Abadan.

 

La seguridad de la posición británica en esta región, la posibilidad de utilizar Irán como un canal para enviar ayuda a la Unión Soviética, así como el deseo de los ingleses de mostrar que la Gran Bretaña y la Rusia roja (los Aliados) estaban realmente cooperando, fueron las consideraciones principales que influyeron la decisión en favor de la ocupación.

 

El Reporte Semanal del Gabinete de Guerra británico proporciona un breve panorama general de la situación en Irán durante la Operación Semblante:

Una fuerza militar fue desembarcada en la costa persa desde barcos de S. M. el 25 de agosto. En el curso de las operaciones, dos corbetas persas, Babr y Palang (950 toneladas, construidas en 1931, tres de 4 pulgadas) fueron hundidas, y cuatro cañoneras, una nave almacén, dos remolcadores y un muelle flotante de 6,000 toneladas de capacidad fueron capturados. Un buque mercante fue hundido y siete fueron capturados, de los cuales el alemán Hohenfels (7,862 toneladas) y el Sturmfels (6,288 toneladas) no sufrieron daños, y otros cinco, aunque saboteados, pueden ser reparados. El almirante Bayender, el comandante en jefe de las fuerzas navales y militares en el sur de Persia, murió. Las bajas navales británicas fueron un oficial y tres marineros heridos.

Alexander Cadogan, el subsecretario permanente de la Oficina de Asuntos Exteriores británica, escribió en su diario sobre este evento y otras consideraciones sobre la importancia de que Estados Unidos entrara en la guerra:

Lunes, 25 de agosto

 

Nos fuimos a Persia esta mañana. Las cosas parecen ir “de acuerdo con el plan” … Gabinete a las 5. Se prolongó hasta casi las 8. muy incoherente, pero no inútil, ya que hubo una gran conversación (H. [Halifax] estuvo allí) sobre la recesión en América. El Beaver [Beaverbrook], de regreso de los Estados Unidos, golpeando la mesa y diciéndole al P.M. [Primer Ministro] que debe hacer algo “dramático”. Creo que es cierto que el Presidente se queda atrás un poco y el público estadounidense quiere una sacudida y están listos para una sacudida. Me pregunto si una declaración por parte del P.M. ayudaría -para el efecto de que todos estamos bien y podemos defendernos nosotros mismos-, pero para obtener una (rápida) victoria e imponer la Declaración de 8 puntos en el mundo, Estados Unidos debe entrar. Hasta que entre, no podremos hacer que el esfuerzo de guerra estadounidense (como en este país) se emocione.

Si deseas saber más, lee “The Diaries of Sir Alexander Cadogan 1938-1945” [Los diarios de sir Alexander Cadogan 1938-1945], editado por David Dilks.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados