El sargento Basilone repele a japoneses en Guadalcanal

Una idea de las condiciones en Guadalcanal -una imagen de una de las rutas de suministro d

Una idea de las condiciones en Guadalcanal -una imagen de una de las rutas de suministro del Cuerpo de Marina de los Estados Unidos (USMC)

Durante las últimas semanas de octubre, hubo batallas cruciales en varios lugares. El día 23 de octubre, justo cuando los británicos atacaban en El Alamein, los alemanes lanzaron otro “asalto final” en Stalingrado. Al otro lado del mundo, en Guadalcanal, los japoneses estaban decididos a desalojar a los infantes de marina estadounidenses de sus posiciones alrededor del Campo Henderson.

El 25 de octubre, después de otro aguacero tropical, el sargento John Basilone estaba sentado en el barro del perímetro defensivo. Se le dio una advertencia, apenas susurrada por la radio, que una fuerza de asalto japonesa había sido vista acercándose a su posición. Su escuadrón de quince hombres se encontraba en la peor parte de un ataque de alrededor de tres mil soldados de infantería japonesa. Ellos estaban tratando de tomar la posición de los infantes de marina estadounidenses por el simple peso de los números. Casi tuvieron éxito.

El sargento John Basilone, galardonado con la Medalla de Honor por su resistencia decidida en Guadalcanal.

John Basilone sería galardonado con la Medalla de Honor por sus acciones esa noche:

Por extraordinario heroísmo y valentía notable en la acción contra las fuerzas enemigas japonesas, por encima y más allá del llamado del deber, mientras servía en el 1er Batallón, 7ª Infantería de Marina, 1ª División de Marina en el área de Lunga, Guadalcanal, Islas Salomón, los días 24 y 25 de octubre de 1942.

Mientras que el enemigo estaba martillando en las posiciones defensivas de los infantes de marina, el sargento Basilone, a cargo de dos secciones de ametralladoras pesadas, luchó valientemente para resistir el asalto salvaje y decidido. En un feroz ataque frontal con los japoneses disparando sus armas con granadas y fuego de mortero, una de las secciones del sargento Basilone, con sus equipos de armas, fue puesta fuera de combate, dejando sólo a dos hombres en capacidad de continuar.

Movilizando un arma adicional en posición, la puso en acción, entonces, bajo fuego continuo, reparó otra y personalmente la dotó, manteniendo galantemente su línea hasta que llegaron los reemplazos.

Un poco más tarde, con la munición críticamente baja y las líneas de suministro cortadas, el sargento Basilone, con gran riesgo de su vida y enfrentando el ataque enemigo constante, combatió para abrirse camino a través de las líneas enemigas trayendo proyectiles que se necesitaban con urgencia para sus artilleros, lo que contribuyó en gran medida a la aniquilación virtual de un regimiento japonés. Su gran valor personal y valiente iniciativa están en consonancia con las tradiciones más altas del Servicio Naval de los Estados Unidos.

John Basilone se convertiría en una celebridad cuando regresó como héroe a los Estados Unidos para una gira publicitaria para promover la adquisición de bonos de guerra. No era un papel que disfrutara mucho y regresó con los Infantes de Marina para tomar parte en la invasión de Iwo Jima en 1945. Murió en las primeras horas de esa acción. Fue el único en recibir la Cruz de la Marina, por su heroísmo en Iwo Jima, y la Medalla de Honor, obtenida en Guadalcanal.

Un teléfono de campaña todavía en funcionamiento después de ser impactado por un fragmento

Un teléfono de campaña todavía en funcionamiento después de ser impactado por un fragmento de un proyectil japonés disparado desde un “mortero de rodilla”, cayendo a tan sólo dos metros de distancia. En ausencia de comunicaciones de radio confiables, las comunicaciones alámbricas fueron utilizadas en gran medida. El teléfono de campaña EE-8 y el teléfono energizado por sonido fueron utilizados para distancias largas y cortas, respectivamente.

El sargento John Basilone, galardonado con la Medalla de Honor por su resistencia decidida

El sargento John Basilone, galardonado con la Medalla de Honor por su resistencia decidida en Guadalcanal.

Sobrevivientes del SS President Coolidge. Este transporte golpeó una mina aliada en la Bah

Sobrevivientes del SS President Coolidge. Este transporte golpeó una mina aliada en la Bahía de Pallikula, Isla del Espíritu Santo, el 26 de octubre de 1942. De los 4,000 soldados a bordo, sólo se perdieron dos hombres, sin embargo, el equipo y suministros vitalmente necesarios se fueron al fondo con la nave.

Un bombardero pesado Boeing B-17, conocidos como Fortalezas Voladoras, en una misión sobre

Un bombardero pesado Boeing B-17, conocidos como Fortalezas Voladoras, en una misión sobre las instalaciones japonesas en la Isla de Gizo, en octubre de 1942. El humo de las bombas se puede ver al fondo. Esta incursión fue parte de una serie de ataques aéreos contra el enemigo durante el combate por Guadalcanal. La mayoría de los B-17 venían de Espíritu Santo, Nuevas Hébridas.