Cuando los británicos se enteraron por la resistencia noruega que el líder nazi Quisling estaba designado para llevar a cabo una celebración en Oslo, se decidió interrumpir los eventos con un ataque de baja altura.

 

El nuevo avión Mosquito ya estaba demostrando su capacidad como un bombardero de precisión a baja altitud y fue la elección obvia para el ataque. Sería el ataque con la distancia más lejana que hubiera tenido que recorrer la aeronave hasta ahora.

 

El líder del escuadrón George Parry, del Escuadrón Nº 105, lideró el ataque para el viaje redondo de 1,770 kilómetros desde la base de la Real Fuerza Aérea (RAF) en Leuchars, Escocia, cruzando a través del Mar del Norte:

La sede de la Gestapo en Oslo es atacada

Mosquito B Mark IV Series 2, DK338, en vuelo después de su finalización, alejándose para mostrar los puertos de cámara en la parte delantera.

Repostamos combustible y nos armamos con cuatro bombas de once segundos de acción retardada de 500 libras y nos dispusimos a volar a baja altura, a quince metros todo el camino, hasta Noruega. Era como volar por una carretera larga y recta y en la que estábamos usando sólo vuelo de estimación a todo lo largo. Pasamos por el Skagerrak, llegamos a tierra en el extremo sur del fiordo de Oslo y volamos hasta el lado oriental.

Volamos hasta una estación de radio de la policía encaramada en una colina y me dijeron más tarde que golpeé la antena flexible de radio de cuarenta y cinco pies, aunque no causó ningún daño a mi Mosquito.

Nos habían informado que habría nubes 10/10º a 2,000 pies por encima de Oslo, pero era un hermoso día con el cielo azul. También nos habían dicho que no habría cazas de qué preocuparse, pero los alemanes habían traído un escuadrón de Fw190 al sur de Stavanger para un vuelo de exhibición durante el desfile. Habían aterrizado en Fornebu y sólo habían estado en tierra un corto tiempo poco cuando llegamos a las 3 P.M. sobre el centro de Oslo.

Un vigía en el extremo sur del fiordo de Oslo nos reportó y ellos fueron despachados. Dos Fw190 entraron en acción. Afortunadamente, el resto no despegó a tiempo.

Trazadores de color rojo pasaban a mi lado. Algunas de los proyectiles de los Fw190 impactaron el Palacio Real, aunque nos culparon por ello en aquel momento. Pensé que era el fuego de tierra durante nuestro vuelo para lanzar las bombas y no me di cuenta que él estaba detrás de mí hasta que mi número 2 y número 3 me rebasaron. Yo estaba concentrado en ‘zumbar’ el desfile y tomando una línea al suroeste sobre el centro de Oslo para el bombardeo.

Estábamos viajando a 280-300 millas por hora cuando dejé caer mis bombas. La velocidad a la que iban las bombas representaba que más o menos nos siguieran. No cayeron mas que unos cuantos pies. Luego disminuyeron su velocidad e impactaron. Fue sólo después de que yo había dejado caer mis bombas que mi navegador se percató de que un caza estaba detrás de nosotros. Me abrí rápidamente y me lo sacudí volando por encima de los valles a bajo nivel.

Si deseas saber más, lee “The Men Who Flew the Mosquito: Compelling Account of the ‘Wooden Wonders’ Triumphant WW2 Career” [Los hombres que volaron el Mosquito: el testimonio admirable de la carrera triunfal de las ‘Maravillas de Madera’ de la Segunda Guerra Mundial], de Martin W. Bowman.

La sede de la Gestapo en Oslo, Noruega, fue bombardeada en la tarde del 25 de septiembre de 1942, por cuatro aviones Mosquito, el nuevo tipo de bombardero ligero bimotor ahora en servicio con la Real Fuerza Aérea británica. Este ataque, que involucraba un vuelo redondo de unos 1,700 kilómetros, interrumpió un discurso que Quisling estaba haciendo a una asamblea nacional de su partido, el Nasjonal Samling. Las bombas de los aviones sacudieron el edificio de la Universidad donde se celebraba la reunión. El líder de escuadrón George Parry (izquierda), en su sexagésimo ataque, encabezó la incursión. Esta foto fue tomada del primer Mosquito: el punto A muestra un impacto directo en la sede la Gestapo; la letra B era la cúpula desde la cual los pilotos vieron volar la bandera nazi y con la letra C se indica la posición del edificio de la Universidad.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados