Los alemanes, quienes ya se ubicaban en el centro de Stalingrado, estaban al límite de una extensa línea de suministros que comenzaba gradualmente a desquebrajarse. Hitler había despedido a su Jefe del Estado Mayor, Franz Halder y había reafirmado su control sobre las fuerzas alemanas.

Los yacimientos de petróleo en Rusia, el objetivo para la ofensiva de verano alemana en 1942, estaban cada vez más fuera del alcance, una realidad que empezaba a ser captada por la jerarquía militar. En el fondo los alemanes empezaban a tomar conciencia de que la guerra parecía imposible de ganar.

El general Freiherr von Richtofen, al mando de la Luftflotte 4, describe cómo las fuerzas alemanas estaban ya experimentando la escasez de combustible para los aviones de la Luftwaffe sobre Stalingrado:

Escasez de combustible para la Luftwaffe en Rusia

La ciudad de Stalingrado continuaba siendo bombardeada incesantemente por la Luftwaffe. En la imagen, una vista aérea de Stalingrado en octubre de 1942.

26 de septiembre

 

El ataque de hoy está yendo bien. La Colina 107.5 en el norte ha sido tomada y los objetivos del día han sido alcanzados -y en algunos casos excedidos-. Sobre Stalingrado no se vislumbra un avión ruso. Quizá también ellos están sufriendo la falta de combustible.

Si deseas saber más, lee “Paulus and Stalingrad” [Paulus y Stalingrado], de Walter Goerlitz.

La Luftwaffe concentró su fuerza más grande desde el inicio de la Operación Barbarroja para la conquista del Cáucaso y Stalingrado. De los 2,690 aviones que apoyaban la ofensiva de verano alemana de 1942, el 52% estaban bajo el mando de Freiherr von Richthofen. En la imagen, Alexander Löhr (a la izquierda) y Freiherr von Richthofen, quien en el verano de 1942 se convertiría en el comandante de la Luftflotte 4.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados