El Comando Aéreo de la Real Fuerza Aérea (RAF) continuó con su política de mantener la guerra en territorio enemigo con una serie de incursiones sobre el norte de Europa conocido como los “Ataques Ruibarbo”. Éstos estaban diseñados para forzar a la Luftwaffe a mantener un número importante de aviones en el frente occidental, aliviando de esta manera la presión que se ejercía sobre la Unión Soviética.

 

El logro militar de atacar blancos en tierra en Francia y los Países Bajos fue limitado y resultó ser más costoso en pérdidas de pilotos y aviones. Muchos pilotos experimentados, veteranos de la Batalla de Inglaterra, perdieron la vida en estos ataques. Fue en uno de estos ataques que Roland Robert Stanford Tuck, uno de los ases más notables de la RAF, con 30 victorias acreditadas y 5 probables, fue derribado por fuego antiaéreo. Tuvo la desgracia de estrellarse cerca de la batería que recién lo había atacado, habiendo aniquilado algunos de sus artilleros pero, afortunadamente, parecía que se encontraban distraídos y entretenidos por el notable hecho que uno de los disparos hechos por Tuck había entrado justamente por la boca de su cañón abriéndolo como un plátano:

As de la Fuerza Aérea inglesa derribado en Francia

Una imagen de propaganda alemana muestra el derribo del Spitfire de Stanford Tuck por parte de una batería antiaérea sobre el norte de Francia, el 28 de enero de 1942.

Biggin Hill estaba cubierto de niebla y llovizna cuando Tuck y el Oficial de Vuelo canadiense Bob Harley despegaron en una misión el 28 de enero de 1942. Después de cruzar a baja altitud el Canal de la Mancha para evitar ser detectados por el radar, llegaron a la costa francesa cerca de Le Tourquet. Continuaron unos 34 kilómetros tierra adentro hacia su blanco, una destilería de alcohol en Hesdin.

 

Prendieron fuego a los cuatro depósitos de alcohol de la destilería, para seguir su camino aún más hacia el interior de Francia. El par de pilotos ametrallaron un camión alemán y dispararon a cables eléctricos de alta tensión. Fue entonces que Tuck se percató que habían entrado a un valle amplio repleto de vías de ferrocarril, adelante se encontraba el pueblo de Boloña, con sus numerosas defensas antiaéreas.

 

Los aviones británicos volvieron. Tuck no deseaba entrar en una cortina pesada de fuego antiaéreo, por lo que intentó buscar su camino de regreso a la base sobre una sección más tranquila de la costa. Entonces vio un tren estacionado sobre las vías, no pudo resistir la tentación. Pensé ‘fui por un centavo y regresé con una libra’, recordó Tuck. Él y Harley atacaron la locomotora. ‘Nos fuimos juntos en picada tras de la locomotora… creo que los dos dimos en el blanco y todo desapareció en una tremenda nube de vapor’.

 

Tuck perdió de vista a Harley e inclinó su avión para evitar una colisión. Cuando salió de la nube de vapor fue alcanzado por el fuego antiaéreo de un cañón alemán de 20mm y 37mm. ‘Pensé que todo lo que se encontraba en el área de Boloña abrió fuego en contra mía”, dijo Tuck. ‘Me encontré atrapado en medio de su fuego cruzado y a esta baja altitud, con una inclinación de 45 grados, simplemente no podían fallar’.

 

El Spitifire de Tuck recibió un disparo en el motor, escupió humo negro y cubrió el vidrio de su cabina con aceite. Demasiado bajo para saltar, abrió su cabina y empezó a buscar un campo donde aterrizar de emergencia. Viendo a través del humo, Tuck vio un campo abierto, dio vuelta a su Spitfire y comenzó a planear hacia él. De repente, vio el destello de los disparos de rastreo por encima de su cabeza. Tuck vio un cañón antiaéreo múltiple de 20mm montado en un camión disparando en contra de él.

 

Enfurecido, Tuck empujó la palanca de mando hacia adelante y disparó una sola ráfaga al cañón de 20mm antes de que llegara al campo unos cuantos metros más adelante. Al inicio, él esperaba ser linchado por haber disparado a la batería antiaérea. En cambio, para su sorpresa, los alemanes felicitaron a Tuck por su buena puntería, ya que uno de sus proyectiles de 20mm había entrado por la boca del cañón abriéndolo como un plátano.

Si deseas saber más, visita el sitio HistoryNet.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados