Revés italiano en Cabo Matapán

Creo recordar que reporté que tenía un objetivo a la vista y se me ordenó ‘abrir las rejillas’. El rayo iluminó un crucero estacionario, pero estábamos tan cerca para ese entonces que el haz de luz sólo iluminó la mitad de la nave.

 

Para este momento se desató el infierno, mientras que todos nuestros ocho cañones de 15 pulgadas, además de los del buque insignia y los del Barham comenzaron a disparar contra el crucero estacionario, que desapareció en una explosión y una nube de humo.

 

Entonces se me ordenó ‘dirigir a la izquierda’ y alumbré otro crucero italiano, que recibió el mismo tratamiento.

 

A la mañana siguiente, la flota de guerra retornó a la escena de la batalla, mientras se hacían intentos para recoger a los sobrevivientes. Esto fue bruscamente interrumpido por un ataque de bombarderos alemanes.

 

El retorno a Alejandría no tuvo incidentes y la paz y la tranquilidad fueron muy apreciadas.

Los cañones de 15 pulgadas de HMS Valiant disparando una andanada. En el fondo HMS Barham y el HMS Warspite. Estos tres barcos de guerra acabaron con tres cruceros italianos en la batalla de Matapán.

Las fuerzas británicas habían dejado África del Norte para asistir a los griegos en su lucha contra las potencias del Eje. Desde el 4 de marzo, 58,550 hombres y mujeres de la Fuerza Lustre y su equipo estaban siendo embarcados desde Alejandría hasta Grecia en convoyes. Bajo presión alemana, la flota de guerra italiana zarpó hacia el Mediterráneo con la intención de interceptar los convoyes con tropas y equipo de las naciones de la Commonwealth.

 

Un avión de reconocimiento de la Real Fuerza Aérea con base en Malta, avistó los buques de la Regia Marina italiana liderados por el almirante Angelo Iachino. La flota consistía del buque de guerra Vittorio Veneto, acompañado de ocho cruceros y trece destructores. Tan pronto se recibió la alerta, el almirante Andrew Cunningham, a bordo del buque insignia HMS Warspite, había dado alcance a los navíos mediterráneos el 28 de marzo.

 

Con sólo 19 años de edad, el Príncipe Philip de Inglaterra estaba a cargo de avistar buques enemigos usando el reflector del HMS Valiant, él escribiría más tarde:

Esa noche los cruceros italianos Zara, Fiume y Pola fueron destruidos, así como dos destructores, el Alfieri y el Carducci. En Matapán, la marina italiana perdió 2.400 oficiales y marineros; Cunningham persiguió al Vittorio Veneto -que había resultado dañado-, pero no pudo darle alcance. A pesar del escape del acorazado italiano, la batalla fue una resonante victoria naval británica, quienes sólo perdieron un avión.

 

Si quieres saber más, lee “Dark Seas: The Battle of Cape Matapan” [Mares Oscuros: La Batalla del Capo Matapán], de Jane Harrold.

El acorazado italiano Vittorio Veneto disparando sus cañones de15 pulgadas a cruceros británicos durante una breve participación cerca de la isla Gaudo, la tarde antes de la Batalla de Matapán.

El Príncipe Philip (Duque de Edimburgo) fue mencionado en los Despachos del comandante en jefe de la flota británica, el almirante Sir Andrew Cunningham, por su valor. Posteriormente se le concedió la Cruz de Guerra griega por Valor.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados