El USS Sculpin sobrevive a cargas de profundidad

El USS Sculpin (SS-191) frente a San Francisco, California, el 1 de mayo de 1943, tras uno

El USS Sculpin (SS-191) frente a San Francisco, California, el 1 de mayo de 1943, tras unos trabajos de mantenimiento y mejoras.

El 28 de septiembre, el USS Sculpin logró dos impactos en un buque de carga, pero se vio obligado a sumergirse al tiempo que un destructor japonés se apresuró a la escena. El Sculpin fue atacado con cargas de profundidad por tres horas, durante las cuales sufrió daños menores.

 

El USS Sculpin estaba a las afueras de Rabaul, Nueva Bretaña, justo después de la medianoche del 28 de septiembre. En aquel tiempo, Corwin Mendenhall era un oficial subalterno a cargo de los torpedos. Su diario da una idea de lo que implicaba “daños menores”:

Una hora más tarde, fueron avistados mástiles hacia el oeste y el Sculpin comenzó a acercarse. La posibilidad de un ataque era evidente después de veinte minutos de persecución, así que nos fuimos a las estaciones de batalla. El objetivo era un tanquero grande de la clase Omurosan, con sólo una pequeña escolta visible. Estaban zigzagueando violentamente en un curso base hacia el oriente a una velocidad de once nudos. Después de una hora de maniobrar para obtener la posición de disparo, se disparamos una extensión de cuatro peces al tanquero de los tubos de popa a una distancia de 1,860 yardas.

El capitán vio dos blancos y se escucharon tres explosiones en todo el barco. Después de ver durante sólo unos segundos más, el capitán tomó al Sculpin a inmersión profunda mientras la escolta se dirigía hacia nosotros con un hueso entre los dientes ¡a gran velocidad! El sonar reportó haber escuchado las hélices de dos escoltas.

Mucho antes de llegar al Sculpin comenzaron a lanzar cargas de profundidad. Sabíamos que estaba muy lejos de su objetivo. Todo estuvo en silencio durante unos veinte minutos. La tripulación fue liberada de las estaciones de batalla y me fui a mi litera para descansar un poco.

Apenas me había metido en la litera cuando fui lanzado de ella por una cadena de cuatro cargas de profundidad muy cercanas, aparentemente justo encima de mí. Podía escuchar el agua metiéndose en el compartimiento. Corrí a la sala de control para reportar que el agua estaba llegando al condado de los oficiales en las proximidades de la cabeza [inodoro] y luego volví para localizar la fuga.

 

Una tubería al mar, situada en la cabeza de los oficiales, se había roto. El agua se estaba acumulando en la cubierta contra salpicaduras de la batería delanteras. No podíamos permitir que entrara agua salada por debajo de la batería, ya que se formaba un gas mortal de cloro cuando el agua salada reaccionaba con el ácido clorhídrico de la batería.

Mientras llamaba a control de daños para que vinieran rápidamente, entré en la cabeza y, cubriendo conmigo mismo el inodoro con mi cabeza alejada de él, tuve la oportunidad de usar mis manos para sostener el tubo y cortar el flujo de agua. La posición era muy incómoda y el dolor de mantener la presión del agua con las manos fue demasiado para mí para detener el flujo por sólo unos cuantos segundos. Era increíble la cantidad de agua que podía entrar a través de un tubo de un cuarto de pulgada a una profundidad de 275 pies.

Baldwin llegó con tapones, tensores y otros equipos para tapar la fuga. Con él y un ayudante trabajando en esa labor, me fui a la parte popel del compartimiento para ayudar a eliminar el agua.

Una brigada de cubetas se formó apresuradamente. Jack colocó el bote en un ángulo de diez grados hacia arriba para que el agua se acumulara en el extremo de popa de la cubierta, en el condado de los oficiales. Tenía que mantener dos tercios de velocidad para mantener al Sculpin de irse más hacia lo profundo. El Sculpin era toneladas más pesado después de haber tomado agua de una cantidad de fugas a lo largo del bote.

Si deseas saber más, busca lee “Submarine Diary: The Silent Stalking of Japan” [Diario submarino: el acecho silencioso de Japón], de Corwin Mendenhall.

El tanquero japonés Kaizyo Maru, de la clase Omurosan, similar al que atacó el submarino U

El tanquero japonés Kaizyo Maru, de la clase Omurosan, similar al que atacó el submarino USS Sculpin el 28 de septiembre de 1942.

Corwin Guy Mendenhall.jpg

Corwin Guy Mendenhall, Jr. tuvo una carrera de 20 años de servicio en la Marina de los Estados Unidos. Obtuvo tres Estrellas de Plata, una Estrella de Bronce, un Elogio de la Marina y 13 Estrellas de Batalla. Se retiró con el grado de contralmirante; fue un veterano de la Marina condecorado y autor de dos libros de historias submarinas de la Segunda Guerra Mundial. Murió el 14 de julio de 2006, a la edad de 89 años.