En la tarde del 3 de septiembre de 1942, cuando el U-162 se encontraba a unos 65 kilómetros al sur de Barbados, el capitán Jurgën Wattenberg avistó lo que creyó ser un destructor solitario. Dio la orden de atacar sumergidos, pero cuando se acercó a distancia de tiro, descubrió que no se trataba de un solo destructor, sino tres.

Se trataba de buques de guerra británicos en ruta a Trinidad para escoltar un convoy con dirección al norte. Valerosa o tontamente, Wattenberg continuó el ataque, disparando un torpedo de popa al buque al centro, el HMS Pathfinder. Sin embargo, el torpedo tuvo un desperfecto, se desvió y se dirigió al buque en la izquierda, el HMS Quentin, el cual maniobró salvajemente para apenar evadirlo.

Entonces los destructores se lanzaron al ataque, lanzando 30 cargas de profundidad. El reporte del oficial al mando del HMS Pathfinder, el comandante Edward Gibbs, da cuenta del evento:

Destructores británicos hunden el U-162

El submarino alemán U-162 zarpó del puerto francés en Lorient el 7 de julio de 1942 en lo que sería su última patrulla de guerra. Después del 3 de septiembre de 1942, no se recibieron más señales de radio de U-162 cuando fue hundido por tres destructores británicos. 30,481 toneladas fueron hundidas o dañadas por este U-Boot en esta patrulla.

Me separé con el Vimy y el Quentin en compañía, con órdenes de llegar a Puerto España en la mañana del 4 de septiembre. Durante el paso, los destructores se esparcieron en una línea de dirección lanzados hacia atrás 103 y hacia delante 77 desde la línea media de avance para no revelarla, separados una distancia de 1½ millas de día y a 1 milla de noche y zigzagueando durante el trayecto con la esperanza de que, cualquier submarino que avistara los destructores, fuera incapaz de escapar rodeando los flancos de los destructores.

Aproximadamente a las 1805 del 3 de septiembre, en la posición 12° 21’ Norte, longitud 39° 29’ Oeste, los buques extendiéndose de izquierda a derecha con la secuencia Quentin, Pathfinder, Vimy y realizando un zigzag amplio, Pathfinder obtuvo un contacto a puerto e izó la señal de investigación apropiada.

Mi teniente primero, teniente C. R. Halins, de la Marina Real, era el oficial de guardia cuando en este momento, Henry W. Harkins, marino ordinario, D/Ja. 283413, el operador A/S en guardia, obtuvo el contacto a una distancia de unas 1,800 yardas. El teniente C. W. Halias, impresionado por el contacto, viró de inmediato para contraatacar, pero cuando llegué al puente, de inmediato detuve el barco para completar la investigación y hacer un ataque considerado si era necesario. Mientras se investigaba, se escuchó el H. X. de un torpedo adelante y un torpedo salió a la superficie delante y, corriendo en la superficie, giró ampliamente a puerto y por poco da en el Quentin. Alrededor de este momento, el contacto submarino era firme a una distancia de unas 600 yardas por delante y ataqué. Se ordenó inicialmente “a toda máquina ambos” para dar a la nave la aceleración necesaria (el cuarto de máquinas había sido advertido por teléfono), se ordenó velocidad y revoluciones a la mitad al momento en que la velocidad de ataque se alcanzó de acuerdo con el registro de Chernikoof (que es exacto). Parece que el submarino también avanzó a toda velocidad al oír el arranque de las hélices del Pathfinder, puesto que el contacto comenzó de inmediato a dar doppler de acercamiento, que primero aumentó muy marcado y luego disminuyó cuando el objetivo comenzó a alejarse rápidamente a la izquierda (en este momento el trayecto muestra los movimientos del submarino muy claramente). El submarino estaba, sin embargo, cómodamente fuera del círculo de giro del Pathfinder y no había ninguna dificultad para realizar un ataque aparentemente exacto. Suponiendo que el submarino se sumergiría después de disparar su torpedo, utilicé ajustes de profundidad media en las cargas de profundidad (cargas ligeras a 150 pies y cargas pesadas a 300 pies y disparé un patrón de carga de diez a las 1815). El contacto se recuperó después de pasar sobre el objetivo, se perdió durante las detonaciones de las cargas y después se recuperó firmemente; el Pathfinder se estaba preparando para un nuevo ataque cuando el Quentin izó la señal de ataque. El ataque fue dejado al Quentin, que finalmente disparó un patrón de seis cargas a las 1829.

Después del ataque del Quentin, el contacto se perdió y los tres destructores se formaron hacia el oeste de los ataques y a las 1910 comenzaron una búsqueda en dirección al este. Durante esta búsqueda, Vimy hizo contacto alrededor de las 1930 y mientras proseguían sus investigaciones, Pathfinder y Quentin se acercaron a ella. Vimy disparó un patrón de catorce cargas a las 1938, después de lo cual el contacto se volvió a perder.

El trazado demostró claramente que el submarino hasta ahora había estado en un curso norte este y como el contacto no se recuperó después del ataque del Vimy, los destructores se formaron para una nueva búsqueda, moviéndose hacia el este a las 2015 y poco después virando hacia el norte por la señal E. 1. (?).

Alrededor de las 2100, el rumbo fue alterado hacia el oeste por la señal E. 1. (?) y a las 2115 hacia el sur por la misma señal. Durante la carrera hacia el sur, no estaba muy contento de no haber pasado sobre el submarino. Ahora no puedo recordar las circunstancias, pero creo que uno o más destructores tuvieron breves investigaciones durante esta carrera hacia el sur y, a las 2140, los destructores viraron juntos 180° hacia puerto para volver a barrer esta área. Alrededor de las 2200, el curso fue nuevamente alterado hacia el este por la señal E. 1. Eran ya casi dos horas y media desde que se había producido un ataque y me pareció que, a menos que el submarino estuviera muy dañado como para tener sus movimientos tan restringidos, podría haber salido a superficie hace algún tiempo y podría estar ahora muy lejos.

Decidí que en el momento oportuno dejaría al Vimy en el área de los ataques de carga de profundidad para contender con el submarino durante la noche o a la luz del día si el submarino estaba dañado, mientras que el Quentin y yo llevamos a cabo una extensa búsqueda de un submarino escapando en la superficie. Consideré que un submarino que deseara escapar en la superficie tomaría el rumbo más directo hacia el mar abierto, siendo este curso a unos 90°; hasta ahora la noche era muy oscura pero clara a excepción de unas gotas de lluvia que habían caído al llegar a la zona de Barbados y Tobago; la luna saldría a las 0050 en un rumbo de 076°. Decidí que al separar al Vimy procedería con el Quentin a 30 nudos, en un rumbo de 090°, para alcanzar una posición a diez millas a popa del punto más lejano probable de la posición registrada del submarino al salir la luna, extendiéndome a la distancia máxima de visibilidad a la salida de la luna y barriendo hacia el este en 30 nudos hasta las 0300, luego virando al norte y volver al Vimy en un curso de cerca de 250 o 260°. Hasta que fie el momento de realizar este movimiento, decidí tomar rumbo hacia el sur, ya que el Vimy me informó que estimaba que el submarino había estado virando en un curso hacia el sureste cuando él (Vimy) atacó. El curso fue alterado al sur por la señal S. 1. a unos 289°. Decidí separar al Vimy cerca de las 2300 y a las 2250 viramos todos los destructores juntos a un curso de 315°, de modo que el Vimy pudiera cubrir una brecha evidente, que pude ver del trayecto, que había quedado en la búsqueda.

Habiendo visto al Vimy actuar en este curso de 315° me arrastré hacia el norte con el Quentin, coloqué al Quentin a una milla de mí en una dirección 000°, e hizo dos grandes vueltas juntas para llenar los minutos restantes hasta las 2330 que fue al momento en que quería aumentar a 30 nudos.

A las 2327 observé una señal pirotécnica roja hacia el oeste, seguida casi de golpe por uno o dos destellos de cañón, otra señal pirotécnica, una luz de búsqueda y una especie de cohete que nunca había visto antes y que más tarde descubrí era un copo de nieve. Regresé de inmediato para acercarme al Quentin en compañía y aumenté a 30 nudos, era claro para mí que el Vimy estaba hundiendo al submarino o el submarino estaba hundiendo al Vimy - no estaba seguro de qué-.

Al acercarme al Vimy encontré que estaba recogiendo a sobrevivientes del submarino, cuya compañía había abandonado la nave. Vimy atacó y estuvo en colisión con el submarino a 293°. Vimy me informó que había observado el hundimiento del submarino y, por las cantidades de hombres vistos nadando y las voces alemanas gritando en el agua alrededor, así como la ausencia de cualquier contacto A/S en las cercanías, me pareció bastante seguro que el submarino se había hundido, y el Pathfinder y el Quentin se detuvieron para ayudar en el rescate de los supervivientes.

Vimy me informó que un oficial fue rescatado y dio el complemento del submarino con 51; esto fue confirmado por el capitán del submarino cuando lo recogí. Para las 0100 se habían recuperado 47 supervivientes. Yo estaba consciente de los daños causados a la hélice de babor y en la parte trasera del Vimy (por el choque con el submarino) y decidí llevar a los destructores lentamente hacia el viento (hacia el este) mientras se probaban las capacidades de navegación del Vimy. Esto resultó en la recuperación de otros dos sobrevivientes, uno por el Pathfinder y otro por el Quentin.

El trazado no da una imagen exacta de esta parte de los procedimientos, ya que los destructores navegaban a sotavento, todo el tiempo hacia el este se estaban efectuando las operaciones de rescate y los dos sobrevivientes adicionales fueron recogidos alrededor de las 0115 durante el barrido hacia el este, estaban por supuesto en la posición en donde el submarino se había hundido, aunque el trazado los muestra que habían estado a una milla y media del barlovento.

 

Una vez más movilizándonos en barlovento, el Vimy informó de un pequeño eco R.D.F. a popa del Quentin, quien se aproximó para investigar. Me mantuve hacia el este con el Quentin el tiempo suficiente para evitar chocar con el Vimy y luego volví con el Quentin para barrer el área con el A/S, un barrido al que el Vimy se unió, al perderse su contacto R.D.F. Debido a la deriva, el trazado de nuevo da una imagen falsa, puesto que el R.D.F. del Vimy obtenido por el Tipo 271 estaba aproximadamente en la posición del submarino hundido. Como el contacto parecía moverse entre las olas, el capitán del Vimy dio su opinión de que era una de las dos balsas que arrojó por la borda a los sobrevivientes y que ninguna de los dos se recuperó.

Si deseas saber más, visita U-Boat Archive.

Una imagen del destructor HMS Pathfinder, en 1943.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados