El discurso anual de Hitler en el Palacio de los Deportes en Berlin se trató de las divagaciones habituales. Continuó describiendo a Gran Bretaña como el enemigo principal mientras trataba de disfrazar sus verdaderas intenciones hacia la Unión Soviética. Sin embargo, el discurso fue particularmente notable porque concluyó con una de sus referencias más explícitas a la acción que pretendía tomar contra los judíos. Con la perspectiva del tiempo, la amenaza para "acabar" con los judíos en Europa parecía muy clara. Fue muy evidente para muchos en el Partido Nazi que Hitler deseaba aumentar el nivel de violencia contra los Judíos. Pero para muchas personas alrededor del mundo lo que realmente estaba proponiendo era demasiado terrible para ser creíble:

El "Nuevo Orden" de Hitler

Adolf Hitler dando un discurso más tarde en 1941

Entramos al nuevo año con una fuerza de combate armada como nunca antes en nuestra historia alemana. El número de nuestras divisiones en tierra se ha incrementado enormemente. El salario se ha incrementado, la gigantesca experiencia única de la guerra entre los líderes y las filas ha sido puesta en uso. El equipo ha sido mejorado -nuestros enemigos verán cómo ha sido mejorado-. En la primavera nuestra guerra submarina se iniciará en el mar y ellos se darán cuenta de que no hemos estado durmiendo. Y la Fuerza Aérea jugará su papel y todas las fuerzas armadas obligarán a la decisión por las buenas o por las malas. Nuestra producción se ha incrementado enormemente en todas las esferas. Lo que otros están planeando nosotros lo hemos logrado.


El pueblo alemán sigue a su liderazgo con determinación, confianza en sus fuerzas armadas y listo para soportar lo que el destino demanda. El año 1941 será, estoy convencido, el año histórico de un gran Nuevo Orden europeo. El programa no puede ser otra cosa que la apertura del mundo para todos, la ruptura de privilegios individuales, la ruptura de la tiranía de ciertos pueblos y, mejor aún, de sus autócratas financieros.


Finalmente este año ayudará a asegurar la base para la comprensión entre los pueblos y, por lo tanto, para su reconciliación. No quiero pasar por alto mencionar lo que señalé el 3 de septiembre [de 1940] en el Reichstag alemán, que si los judíos fueran a hundir al mundo en guerra, el rol de la comunidad judía sería acabado en Europa. Podrán reírse de esto hoy en día, como se rieron antes de mis profecías. Los próximos meses y años demostrarán que en este caso también yo profetizaba con razón. Pero podemos ver ya cómo nuestros pueblos raciales que hoy en día todavía son hostiles hacia nosotros, algún día reconocerán al mayor enemigo interno y luego ellos también estarán con nosotros en un gran frente común. El frente formado por la humanidad aria contra la explotación y la destrucción de las naciones por parte del judaísmo Internacional.

Lee todo el discurso en la Biblioteca Virtual Judía.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados