Bombardeo a baja altura en Bremen

Oficiales de la Luftwaffe examinan los restos del Blenheim V6020/WOM del 107º Escuadrón, uno de los cuatro Blenheims impactados la 8ª División Antiaérea(Motorizada) durante el ataque a Bremen, el 4 de julio de 1941. Derribado en Blockland a las 08:06 horas, el Blenheim se cree que era piloteado por el teniente de vuelo Wellburn. Foto cortesía del Museo Imperial de Guerra.

La invasión alemana a la Unión Soviética había concentrado el mayor número de fuerzas en el Este, dejando generosas libertades en el occidente para llevar a cabo operaciones de bombardeo sobre suelo germano.

 

El 4 de julio de 1941, Blenheims de los 105º y 107º Escuadrones de la Real Fuerza Aérea bombardearon la ciudad de Bremen, una de las ciudades con una de las defensas antiaéreas más fuertes. Hughie Edwards planeó y dirigió a su escuadrón de bombarderos Blenheims en el ataque a baja altitud sobre Bremen, lo cual le valió la Cruz de Victoria, la citación señala lo siguiente:

Una pintura mostrando al comandante de ala Hughie Edwards dirigiendo un bombardeo en el puerto de Bremen el 4 julio de 1941. Bombarderos ligeros Bristol Blenheim del 105º Escuadrón de la RAF pueden verse en el ataque a baja altitud. La obra es de Ray Honisett.

El comandante de ala Hughie Idwal Edwards, CVD, aunque en desventaja por una incapacidad física resultado de un accidente de vuelo, repetidamente ha mostrado del más alto orden al llevar a cabo bombardeos desde muy baja altura en contra de objetivos fuertemente defendidos. El 4 de julio dirigió un ataque importante en el puerto de Bremen, uno de las ciudades más defendidas de Alemania. Este ataque tuvo que ser efectuado durante el día y no había nubes para ocultarse. Durante la aproximación a la costa alemana, varios navíos fueron avistados y el comandante de ala Edwards sabía que su avión sería reportado y que las defensas estarían en estado de alerta. Sin dejarse intimidar por este infortunio, trajo su formación a 50 millas sobre tierra hacia el objetivo, volando a una altura no mayor de 50 pies, pasando bajo cables de alta tensión, arrastrando líneas telegráficas y finalmente a través de una barrera formidable de globos. Al llegar a Bremen fie recibido con una ráfaga de fuego, todos sus aviones siendo alcanzados y cuatro de ellos siendo destruidos. No obstante, realizó un ataque exitoso, a continuación, con la mayor destreza y frialdad, retiró los aviones restantes sin ninguna otra pérdida.

 

A través de toda la ejecución de esta operación, la cual planeó personalmente con pleno conocimiento de los riesgos que conllevaba, el comandante de ala Edwards exhibió el más alto estándar de valentía y determinación.

Si deseas saber más, lee “Halfway to Hell” [A medio camino del infierno], de Laurie Woods.

Noticias Recientes
Archivo
Búsqueda por Etiquetas
No tags yet.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados