Comienza la contraofensiva soviética

Un tanque T-34/76 durante la contraofensiva soviética en Moscú. El T-34 era más rápido, tenía mejor armamento y mejor protección del blindaje comparado con la mayoría de los tanques alemanes en 1941.

En las primeras horas del 6 de diciembre, los soviéticos iniciaron una gran contraofensiva a lo largo del frente de 800 kilómetros del sector de Moscú. Tropas frescas y tanques fueron añadidos a los frentes de Kalinin, el Occidental y el Suroeste. El Primer Ejército de Choque y el Vigésimo Ejército rusos lideraron el ataque contra los blindados de Guderian al este de Tula.

 

La intención soviética con estos ataques es cortar a través de las alas del Grupo de Ejércitos Centro y con ello aislarlo y destruirlo. Desde el inicio, los rusos obtienen éxitos considerables contra las fuerzas alemanas débiles y demasiado extendidas. Entre los comandantes soviéticos que dirigen la ofensiva se encuentra Konstantin Rokossovsky:

Las fuerzas alemanas habían alcanzado el fondo de sus reservas sin haber podido alcanzar nuestras defensas en Moscú y ahora el mando enemigo estaba obligado a pensar en sus propias defensas. Todos habíamos sentido eso. En los días finales de su ofensiva, el enemigo se había concentrado en ganar tiempo para consolidar el terreno capturado y hacer firmes a toda costa las posiciones capturadas en Moscú.

 

Este plan tenía que ser frustrado y el Mando Supremo Soviético decidió contraatacar antes que el enemigo pudiera organizar sus defensas. En preparación para esto, el Cuartel General reforzó a las tropas defendiendo, asignando una porción de sus reservas al Frente Occidental. Nuestro Ejército recibió tres brigadas de infantería, aunque ninguna de ellas en fuerza real contaba más que un regimiento reforzado. Aun así, eran algo y estábamos contentos de tenerlos.

 

La contraofensiva soviética fue montada sin mucho más que una pausa para reagruparla. De hecho, el combate en Krasnaya Polyana, Lyalovo y Kryukovo continuó sin disminución mientras que la 8ª División de Guardias, reforzada con un batallón de tanques, la 17ª Brigada de infantería y la 44ª División de Caballería, con dos regimientos de artillería y dos batallones lanzacohetes, se fueron a la ofensiva.

Si deseas saber más, lee “A Soldier’s Duty” [Un deber de un soldado], de Konstatin Rokossovsky.

 

Por su cuenta, las memorias del general Georgy Zhukov, dan un recuento de los logros de las fuerzas soviéticas al inicio de la contraofensiva:

Aviones soviéticos patrullando posiciones alemanas cerca de Moscú.

El 6 de diciembre de 1941, las topas del Frente Occidental comenzaron su contraofensiva al norte y sur de Moscú. Los frentes vecinos se movilizaron hacia adelante en el área de Kalinin y Yelets. Una batalla de gran escala se desarrolló.

 

En el primer día de la ofensiva, las fuerzas del Frente de Kalinin penetraron la línea de defensa, pero no pudieron derrotar al enemigo. Fue sólo después de diez días que el intenso combate y cambio de tácticas de la ofensiva que nuestras tropas comenzaron a empujar hacia adelante.

Si deseas saber más, lee “Marshal of Victory: The Autobiography of General Gerogy Zhukov” [Mariscal de la victoria: la autobiografía del general Georgy Zhukov], editado por Geoffrey Roberts.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados