Las bajas alemanas en Rusia aumentan

Un médico revisa las heridas de un soldado con dos granaderos auxiliando, en junio de 1941.

En el área del Grupo de Ejércitos Centro, las tropas alemanas estaban dirigiéndose hacia Smolensk y se encontraban a punto de cruzar una de las secciones del río Dniepr en su avance al Este; sin embargo, los rusos vendían caro la derrota.

 

El número de bajas entre las filas alemanas era más alto del esperado y las tropas se percataban de la clase de combate que se estaba librando en las tierras soviéticas. Aunado a esto, una cantidad de oficiales había caído víctima de los rusos.

 

Según las cifras oficiales, había bajas de alrededor 54,000 elementos en la campaña del Este hasta el momento, incluyendo muertos, heridos y perdidos en acción, un número mayor que cualquiera de las ofensivas alemanas anteriores. El general Franz Halder, jefe del Alto Mando alemán, registró en su diario de guerra:

Las bajas alemanas superaban cualquiera de las cifras de campañas previas a la invasión de la Unión Soviética. En la imagen, un hospital alemán en Rusia.

6 de julio de 1941

 

El general Ott informa de su visita al frente (Cuerpos VII y XXXIX). Describe el combate en fortines del cual fue testigo con el Cuerpo VII (los obuses pesados son bastante efectivos contra ellos; también gasolina por aberturas del ventilador). En el sector del Cuerpo XXXIX, la 1ª División de Montaña ha sostenido bajas serias. La moral de las tropas es muy buena; todos están imbuidos de un sentido de superioridad sobre el enemigo.

 

Las columnas de suministro de infantería han probado ser muy útiles. Todos quieren armas semiautomáticas y miras telescópicas. El adiestramiento de combate cuerpo a cuerpo ha rendido frutos.

 

Método de ataque de los rusos: tres minutos de andanada de artillería, a continuación pausa, después la infantería atacando con profundidad de hasta doce líneas, sin apoyo de armas pesadas; los hombres comienzan vitoreando desde lejos. Increíbles bajas rusas.

 

 

El gran número de bajas médicas (casi 54,000) es prácticamente igual que el de las bajas sanguinolentas, es bastante notable.

 

Una proporción mayor de bajas de oficiales que en campañas precedentes.

 

La proporción de bajas de oficiales en la campaña rusa a la fecha: 3.8 porciento heridos; 6.6 porciento muertos; 1.7 porciento perdidos.

 

En la campaña en el Oeste las bajas fueron 3.1 porciento heridos, 4.85 porciento muerto; 2 porciento perdidos.

Si quieres saber más, lee “The Halder War Diary 1939-1942” [El diario de guerra de Halder], editado por Charles Burdick y Hans-Adolf Jacobsen.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados