Posturas opuestas sobre la cuestión judía en Noruega

Ruth Maier es frecuentemente considerada la “Ana Frank Noruega”, ella fue deportada a Auschwitz y fue asesinada tan pronto como arribó al campo de exterminio.

El régimen nazi hacía que ciudadanos comunes se convirtieran en elementos de apoyo de su ideología racial contra judíos mediante el adoctrinamiento y la propaganda, particularmente apelaba a las juventudes al darles la capacidad de liderar movimientos en apoyo del sistema.

 

Ruth Maier era una judía austríaca. Después del Anschluss de Austria en marzo de 1938, la comunidad judía vienesa se derrumbó. Ruth emigró a Noruega para vivir con una familia en Lillestrøm. Aunque disfrutaba de su nuevo país y su gente, la relación con sus anfitriones pronto se volvió hosca, hasta que encontró a su alma gemela, Gunvor Hofmo, quien posteriormente se convertiría en una célebre poeta.

 

Cuando los alemanes invadieron Noruega en abril de 1940, los intentos de Ruth para reunirse con su familia en la Gran Bretaña se volvieron urgentes. Nunca pudo salir de Noruega y, para noviembre de 1942, fue deportada a Auschwitz donde fue exterminada al llegar. Tenía tan sólo 22 años de edad.

 

Ruth Maier registró en su diario:

Grafiti antisemita en escaparates en Oslo, Noruega, en 1941. El texto señala "tienda de parásito judío".

Domingo, 8 de junio de 1941, Lillestrøm

 

Después de un viaje encantador, estoy en Lillestrøm, desde donde saldré mañana otra vez. Estoy emocionada.

 

Estos son momentos a los cuales me quiero aferrar. Y es una pena que ya se hayan terminado.

 

Gunvor y yo estamos sentados en el paddock en Stavanger. ¡Por la tarde! Gente, niños jugando ante nosotros, un panel de cristal brillando en el sol. Sólo estamos sentadas. Dos ancianas pasan caminando. Una señala hacia un lugar vacío, donde ahora sólo hay escombros. Dice, ‘tuvimos buenos momentos aquí. Aquí estaban los escalones que descendían hacia el sótano, allí estaba el jardín’. Y señala hacia un lugar donde hay escombros. Ella casi está llorando. Gunvor y yo nos ponemos melancólicas, podemos sentir las horas pasar. Y la anciana que está pensando en su niñez, con lágrimas en sus ojos, camina cerca de nosotros.

 

Sí, de hecho, fuimos echadas del campo. Gunvor y yo. La razón de ello es estúpida. Comenzó con la aversión de la cocinera hacia nosotros y terminó en una escena dramática en la cual Jarli (el leder = supervisor) y Gunvor fueron los actores principales. Fuimos acusadas de ser insubordinadas, hicieron un problema de mi ‘afiliación racial’, de las creencias políticas de Gunvor, nuestras conversaciones, etc. Vi una nueva faceta de Gunvor. Estaba muy agitada y habló muy inteligentemente, llevada por sus sentimientos. Con sus manos en los bolsillos de sus pantalones se lanzó al ataque y pensé qué pena era que su energía haya sido desperdiciada. Algo más que nunca olvidaré es cuando Maud, quien no puede ni verme, dijo, ‘No puedes negar tu raza’.

 

En respuesta a un comentario de Jarli y en referencia a Maud, Gunvor dijo con gran convicción (fue casi una amenaza), ‘¿Me pregunto quién es la simple aquí?

 

Estoy agradecido por todas las personas que adoptan una postura humana sobre la cuestión judía. Por lo que también estoy agradecida por Gunvor.

Si quieres saber más, lee “Ruth Maier’s Diary: A Young Girl’s Life under Nazism” [El diario de Ruth Maier: la vida de una joven bajo el nazismo], editado por Jan Erik Vold.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados