Habrá un año más de guerra

Los rusos estaban oponiendo una dura resistencia. En la imagen, un soldado ruso muerto todavía con su arma en sus manos.

La guerra había comenzado hacía dos años y para muchos era evidente que ésta continuaría por un largo periodo de tiempo. Los alemanes apreciaban el debilitamiento gradual de sus fuerzas en la Unión Soviética y la llegada de las lluvias otoñales traían consigo el deterioro de los caminos rusos.

 

Aunque en general las victorias germanas continuaban, la jerarquía militar estaba preguntándose el por qué de tantos cambios en las directrices y estrategias. Miles de soldados rusos eran capturados, pero esto no parecía menguar la fuerza del Ejército Rojo.

 

En una de sus habituales cartas a su esposa, el general Gotthard Heinrici dejaba entrever el pesimismo que empezaba a reinar entre los alemanes y el alto costo de haber invadido a la Rusia soviética:

1 de septiembre de 1941, al norte de Chernigov

 

Desde hace un par de días hemos estado en fuertes combates otra vez. Hemos sido reubicados al sur otra vez y estamos en la frontera norte de la Ucrania. Nuestra tarea es difícil, todavía más en razón de nuestras fuerzas limitadas. Los rusos se defienden con una resistencia enorme y contraataques. Su artillería es particularmente buena. Puedo escuchar las granadas impactando la tierra mientras escribo esta carta. Anteayer los rusos nos mantuvieron bajo fuego intenso por un cuarto de hora. Encima de eso, bombarderos estaban realizando ataques sobre nuestro poblado y causaron muchas pérdidas, incluyendo el comandante de nuestro cuartel general. Es difícil encontrar tiempo y paz interior para escribir. La situación cambia continuamente y siempre hay nuevos retos avecinándose. Esto ha continuado incesantemente por diez semanas. El que más admiro es al soldado de infantería ordinario que resiste todo aquí, día y noche, sin tener alojamientos adecuados. Al menos el clima es bastante placentero, ha estado continuamente tibio aparte de unos cuantos días durante todo el verano.

 

Estoy convencido de que esta guerra durará mucho tiempo. No habrá un fin para esta en este año. Los rusos esperan por el invierno. Durante este periodo reorganizará su dañado ejército y atacará de nuevo en primavera por el mando de los ingleses y por su propio deseo. Los ingleses y los estadounidenses están felices de que los nacionalsocialistas y los bolcheviques se debiliten unos a los otros y esperan que ellos no sean más una amenaza. De cualquier manera, nos tenemos que preparar para otro año de guerra.

Si deseas saber más, lee “A German General on the Eastern Front: The Letters and Diaries of Gotthard Heinrici 1941-1942” [Un general alemán en el Frente del Este: las cartas y diarios de Gotthard Heinrici 1941-1942], editado por Johannes Hürter.

Un tanquista soviético sale de la torreta de un tanque ligero T-26 con sus manos en alto. El T-26 era fácilmente eliminado incluso por los cañones antitanque alemanes más pequeños y ofrecía poca protección a sus ocupantes, en la unión soviética, en agosto de 1941.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados