HMS Indomitable in flames during Operation Pedestal.jpg

El submarino alemán U-210 llegó a estar tan cerca del destructor canadiense HMCS Assiniboine que le fue imposible bajar sus cañones lo suficiente para poder acertar en su objetivo.

Inevitablemente al momento en que el convoy de la Operación Pedestal se acercó a Italia y a las bases aéreas en Sicilia y Cerdeña, los ataques aéreos sobre la caravana se intensificaron. Los aviones enemigos disponían de mucho más tiempo para estar sobre sus objetivos, así como el tiempo para coordinar sus ataques. La amenaza de los submarinos no había disminuido y, por un período, los destructores estaban disparando cargas de profundidad sólo como un elemento de disuasión.

 

L. Myers se encontraba a bordo del buque de guerra HMS Rodney. Él recuerda que estuvieron en acción por tres días casi de forma continua, comenzando con el hundimiento del HMS Eagle. Fue al día siguiente que las cosas empezaron a ponerse demasiado abrumadoras para ellos... Ver Más