La aflicción de Rommel

Hombres de la 4ª División india, veteranos de las sangrientas batallas por el paso de Halfaya, decoran el lado de su vehículo con el lema, “Paso de Khyber al Paso de Fuego Infernal”, reflejando su servicio con el ejército en otra parte remota del mundo, Afganistán. El fuego pesado de las fuerzas del Eje dio al paso de Halfaya el apodo de “Hellfire Pass”.

Hitler ya estaba contemplando el triunfo sobre la Unión Soviética incluso antes de que Barbarroja hubiera iniciado y dentro de las disposiciones que había emitido para el futuro de las fuerzas armadas alemanas estaba el tema del teatro del norte de África.

 

El plan de Hitler era eliminar a Inglaterra tan pronto como Rusia estuviera de rodillas y había ordenado que el sitio de Tobruk debía eliminarse para establecer condiciones para el ataque de las fuerzas del Eje en el Canal de Suez. El ataque se estimaba que ocurriría alrededor de noviembre de 1941. La intención era elevar la fuerza de los Afrika Korps de una división ligera a una división blindada completa.

 

Sin embargo, la realidad actual en África era muy diferente y las fuerzas alemanas estaban sufriendo por la falta de combustible y refuerzos, mientras los británicos estaban fortaleciendo sus posiciones. El 12 de junio Hans-Joachim Schraepler, adjunto de Rommel, escribió en su misiva diaria a su esposa:

La flota de Hurricanes y los cazas P-40 de fabricación estadounidense de la RAF británica eran superados por los Messerschmitt Me109 alemanes pilotados por veteranos. Sólo la superioridad numérica aliada igualaba las condiciones. En la imagen, el sargento. F. H. Dean examina los cinturones de municiones antes de ser colocados en su Hawker Hurricane que se aprecia al fondo. Dean pertenecía al Escuadron 274 -identificado por el rayo a un costado del caza-. Trágicamente, Dean fue derribado y muerto el 15 de mayo de 1941, durante una batalla aérea con varios Me109, cerca de Halfaya.

12 de junio de 1941

 

La estancia del Jefe del Estado Mayor en Berlín ha sido agotadora y extenuante debido a las numerosas entrevistas. Recibió la total aprobación en todas partes. No obstante, no estaba convencido de que Berlín tuviera una idea clara de las dificultades que enfrentamos aquí. En cuanto a política futura, no quiso hablarme por el momento. Aun así, creo que él regresara a ello durante nuestras “conversaciones informales sobre la situación” por la tarde. Rommel está pensando en ir a Berlín en cuatro semanas. Varios eventos recomiendan evitar cualquier malentendido que pudiera provocar que el Alto Mando tomara medidas drásticas.

 

Esta mañana, fuimos despertados alrededor de las 6 a.m. para decirnos que una balsa estaba flotando en el mar. Esta balsa, ahora en la playa, estaba registrada: 3er. Batallón de Zapadores, Küstrin. ¿El barco se hundió entre Italia y África? Los soldados ¿se ahogaron? Así que allí en el agua siempre es un misterio que no podemos resolver. Y el mar permanece en silencio. Luego, no directamente en nuestro lugar, pero 2,000 metros más adelante, cadáveres eran arrojados a tierra por las olas. Muchos sacrificios se han hecho por el Mediterráneo.

 

Ahora, por varios días, Rommel ha estado malhumorado. Un problema le aflige mucho. Él cree que los logros del Afrika Korps son subestimados. Realmente es necesario que vaya a Berlín en cuatro semanas. Esperemos que se reúna con el Führer.

Si quieres saber más, lee “At Rommel’s Side: The Lost Letters of Hans-Joachim Schraepler” [Al lado de Rommel: las cartas perdidas de Hans-Joachim Schraepler], editado por Hans-Albrecht Schraepler.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados