Ataque de artillería alemana en el Mar Negro

Tropas soviéticas se lanzan a tierra en espera de continuar su avance, en la Crimea, Unión Soviética, en enero de 1942.

El ataque en Sebastopol por las fuerzas de von Manstein estaba teniendo un costo muy alto para las unidades alemanas. Algunas divisiones se vieron forzadas a disolver batallones en cada regimiento para poder llevar a fuerza de combate al resto de los batallones.

 

La situación provocada por el ataque en la península de Kerch, en la Crimea, y la errónea decisión de retirar las fuerzas alemanas para evitar que los soviéticos establecieran una cabeza de playa, tenía que ser resuelta antes de pensar en planear una futura ofensiva en el sur de la Unión Soviética.

 

Gottlob Herbert Bidermann, parte de una unidad antitanque en el Grupo de Ejércitos Sur, describe la dureza de los combates:

Una ofensiva estaba programada para el 15 de enero y la 132ª División de Infantería fue asignada para empujar hacia y sobre la Colina 132.3 hacia el Mar Negro y sobre la Bahía de Feodosia. Hacia la izquierda estaba ubicada el reforzado Regimiento de Infantería 213 y el sector a nuestra derecha estaba asignado a la 170ª División de Infantería.

 

Poco después del crepúsculo, recibimos informes de defensas rusas preparadas al suroeste de la Colina 132.13. Bajo la cobertura de dos puestos de ametralladoras, tiramos de nuestro Pak [cañón antitanque] a través de la tierra de nadie congelada, gris, con el escudo del cañón hacia el frente. Tomamos posición en una pendiente ligera, desde donde podíamos ver la Bahía de Feodosia. Por primera vez el Mar Negro era visible para nosotros, visto como una línea gris oscura en el horizonte. Abrimos fuego con nuestro Pak sobre un grupo de vehículos y blindados rusos que estaban situados imprudentemente en la estepa abierta a mil quinientos metros de distancia.

 

Los rusos devolvieron el fuego desde tanques y morteros pesados y las rondas impactando estallaban en la cresta de la pendiente detrás de nosotros. Durante el intercambio de fuego, un artillero dotando otro Pak en nuestra compañía cayó muerto por el estallido de un proyectil.

 

Cuidadosamente reajusté el telémetro y apunté nuestro Pak sobre un objetivo distante. Una vez más nos encontramos enfrentando los minutos decisivos de vida y muerte en el campo de batalla. Si los blindados enemigos hubieran fijado sus miras en nuestra posición y hubieran sido más rápidos y habilidosos que nosotros, entonces hubiéramos encontrado nuestras tumbas en esta pendiente.

 

Con un ojo ardiendo contra la pieza ocular de goma de la mira, presioné el botón de disparo y seguí el trayecto de nuestro proyectil, conteniendo mi aliento al tiempo que el proyectil se perdió de vista contra el pequeño objetivo negro a la distancia. La tripulación salió del vehículo blindado, indicando que nuestro disparo había llegado a su destino y había deshabilitado el tanque.

 

Una batería de 105mm de nuestra división de artillería abrió fuego inmediatamente y en unos minutos el campo ocupado por entero por los rusos estaba envuelto en una densa nube de polvo y humo. Continuamos disparando rápidamente hacia la bruma con rondas antipersonales. Las posiciones soviéticas, que de otra forma hubieran servido como cabeza de puente para un contraataque en nuestras nuevas líneas establecidas, desaparecieron bajo una lluvia de fuego de artillería.

 

La oscuridad protectora cayó sobre nosotros, envolviendo tanto amigo como enemigo y poniendo fin el intercambio de fuego de artillería. Durante la noche un pelotón de reconocimiento trajo consigo varios prisioneros, proporcionado información para un ataque al día siguiente.

Si deseas saber más, lee “In Deadly Combat: A German Soldier’s Memoir of the Eastern Front” [En combate mortal: la memoria de un soldado alemán del Frente del Este], de Gottlob Herbert Bidermann.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados