El mayor bombardeo en lo que iba de septiembre de 1942 había caído sobre la ciudad alemana de Düsseldorf y el Comando de Bombarderos británico estaba demostrando su capacidad para operar durante todas las noches cuando el clima era favorable.

 

La nueva unidad de Pathfinders inglesa mejoró la precisión de los ataques marcando su objetivo, mientras que más y más bombarderos pesados se estaban poniendo en funcionamiento, lo que significaba que un tonelaje mucho mayor de bombas estaba cayendo sobre Alemania. Sin embargo, había pérdidas significativas en cada ataque.

 

El adjunto de la Luftwaffe con Hitler, Nicholas von Below, registró cómo los ataques británicos comenzaron a tener un impacto mucho más significativo en Alemania, así como la frustración de Hitler en su deseo de cobrar venganza:

Se intensifican bombardeos sobre Alemania

El Junkers Ju88 se convirtió en un pilar de la flota de la Luftwaffe, pero había pasado mucho tiempo en desarrollo, ya que se pretendía que realizara muchos roles, como bombardero, como caza, como avión torpedero, entre otros.

En septiembre se hizo evidente que el propósito de los ataques aéreos británicos era la de abrir un segundo frente. La RAF atacó Munich, Bremen, Düsseldorf y Duisburg. A medida que los aviones cruzaban en territorio del Reich, las alarmas aéreas se daban en áreas vastas, enviando a la gente abajo en los refugios durante horas a la vez. Esto provocaba una pérdida dañina en la secuencia de producción, especialmente grave para la industria de las armas. Aparte de los daños y las muertes causadas por los bombardeos, estas alarmas imponen una gran presión sobre la gente. Hitler pasó mucho tiempo pensando cómo podía combatir el problema. Siempre había sido su principio la de tomar represalias igual por igual o peor, pero esto ahora no era posible.

 

El Ju 88 todavía no se producía en números satisfactorios. El He 177 fue un completo desastre. Hitler había tenido serias dudas sobre el diseño desde el principio y ahora se confirmaba su opinión. Las esperanzas se centraban en el Ju 88, pero Milch, quien era responsable del suministro de aviones, estaba concentrado en la producción de cazas para mejorar la defensa aérea. Me sorprendió que Hitler expresara su satisfacción con todo esto y no intentó interferir. Me dijo que confiaba en Göring, que había prometido una pronta mejoría en el estado de la Luftwaffe.

Si deseas saber más, lee “At Hitler’s Side: The Memoirs of Hitler’s Luftwaffe Adjutant” [Al lado de Hitler: las memorias del adjunto de la Luftwaffe de Hitler], de Nicolaus Von Below.

El Heinkel He177 sufrió problemas en su desarrollo, sobre todo con sus motores. Incluso cuando se puso en operaciones en 1942, resultó ser poco confiable y a menudo se quedaba en tierra.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados