El país ahora estaba bajo el control total de los Nazis. Los soldados alemanes estaban por doquier. Aunque los alemanes anunciaron que las cosas no iban a cambiar, cada semana nuevas disposiciones para restringirnos eran anunciadas por la radio y los carteles.

 

Hitler había decretado que los niños judíos tenían que ir a escuelas que habían sido abiertas especialmente para ellos. No se les permitía mezclarse con otros niños en escuelas holandesas y maestros judíos tenían que ser encontrados puesto que a los cristianos no les era permitido enseñarnos.

 

Hasta ese momento Heinz había asistido al liceo (escuela secundaria). Ahora tenía que asistir a la Escuela Judía donde conoció a Margot Frank, la hermana mayor de Ana, y se volvieron muy amigos, frecuentemente haciendo la tarea juntos. Tenían mucho en común –ambos eran talentosos académicamente y ambiciosos por sobresalir en sus estudios-. Mis padres se las arreglaron para encontrar un tutor privado para mí e iba a su casa junto con otros niños para continuar mis labores escolares.

 

Todos los judíos tenían que estar adentro de sus hogares antes de las ocho cada noche y no les era permitido ir al cine, conciertos o teatros. No nos era permitido usar tranvías o trenes. Sólo podíamos hacer nuestras compras entre las tres y las cinco de la tarde y sólo podíamos usar tiendas judías. Todos los judíos tenían que llevar una brillante estrella de David amarilla (Magen David) en sus ropas para que fueran reconocidos de inmediato.

 

El 19 de febrero de 1941, 400 judíos del sur de Amsterdam, entre los veinte y veinticinco años de edad, fueron detenidos. El 25 de febrero, los sindicatos holandeses organizaron una huelga general en apoyo y todo el transporte y servicios en Amsterdam se detuvieron por dos días. Los alemanes amenzaron con hacer prisioneros y asesinarlos si la vida no volvía a la normalidad de inmediato. Incluso algunos valientes cristianos holandeses comenzaron a llevar la estrella amarilla para apoyarnos y confundir a los alemanes.

Si quieres saber más, lee "Eva's Story: A Survivor's Tale by the Stepsister of Anne Frank" [La historia de Eva: Un relato de sobrevivencia por la hermanastra de Ana Frank], de Eva Schloss.

El primer allanamiento en el barrio judío de Amsterdam. Los judíos detenidos fueron conducidos a la plaza de Daniel Meijer Jonas. El 19 de febrero de 1941, la Grüne Polizei asaltó IJssalon Koco en Amsterdam-Sur. Los propietarios se defendieron rociando amoniaco en los invasores. Como represalia, 425 hombres judíos, de entre 20 y 35 años, fueron detenidos el 22 y el 23 de febrero y transportados al campo de concentración de Mauthausen.

En marzo de 1938 los alemanes invadieron Austria y la joven Eva Geiringer –posteriormente Eva Schloss- y su familia se convirtieron en refugiados. Como muchos judíos, huyeron a Amsterdam, en Holanda, donde pretendían escapar de la persecución nazi. Pero en mayo de 1940, también Holanda había sido ocupada por los alemanes y con ello muchos judíos tuvieron que buscar escondites para evitar ser deportados a los campos de concentración; Eva tenía sólo 11 años de edad:

La primera razia en Amsterdam. Judíos fueron detenidos y llevados en camiones a la Muiderpoortstation y de allí fueron transportados en tren al campo de tránsito de Westerbork.

Al igual que los Frank, la familia de Eva pasó varios años ocultándose de los soldados nazis hasta que fueron traicionados por una enfermera holandesa y detenidos.

La entrada al barrio judío en Jodenbreestraat en Amsterdam. A la derecha, la casa de Rembrandt, en 1941.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados