El 30 de agosto de 1942, los japoneses ordenaron a los 20,100 prisioneros de guerra en la

El 30 de agosto de 1942, los japoneses ordenaron a los 20,100 prisioneros de guerra en la cárcel de Changi, en Singapur, que firmaran un compromiso de no escapar. Los prisioneros de guerra se negaron y fueron hacinados en las Barracas de Selerang (que tenía alojamiento para 120) hasta que fueron obligados a firmar bajo coacción, el 4 de septiembre. La fotografía muestra la aglomeración en la Plaza de Barracas durante lo que se conoció como el “Incidente Selerang”.

En Singapur, los prisioneros de guerra británicos y australianos en manos de los japoneses se habían acostumbrado a las penurias de la vida con poca comida e instalaciones mínimas. Se habían acostumbrado algo a la naturaleza caprichosa del tratamiento otorgado por sus captores. Sin embargo, las condiciones ahora empeoraron dramáticamente para todos los prisioneros de guerra en Singapur.

Alistair Urquhart fue uno de los hombres que habían sido capturados con la caída de Singapur... Ver Más