Corrupción en el gueto de Lódz

Niños en el trabajo construyendo muebles en los talleres del gueto de Lodz.

El diario de Dawid Sierakowiak, tan sólo un adolescente, es un legado notable para la historia del Holocausto. Es uno de los testimonios más exigentemente detallados acerca de la esclavitud humana en tiempos modernos.

 

Cuando Lódz fue abruptamente ocupada por los nazis en 1939, los Sierakowiaks y 200,000 judíos se vieron forzados a internarse en un gueto sellado, cortado del mundo exterior. El joven autor del diario comienza a describir el horror implacable de su situación: su lucha diaria para obtener comida para sobrevivir; tratando de racionalizar la situación en un mundo que había enloquecido.

 

Agregado a esto, la situación en el gueto hacía que algunos sacaran provecho de las privaciones a las que estaban sujetos sus habitantes, en una desesperada búsqueda por sobrevivir. Sobre el tema, Dawid Sierakowiak escribió:

En lugar de caballos, niños halan una carreta llena de pan dentro del gueto de Lodz.

Viernes, 11 de abril. Lodz. Trabajé desde las ocho en la mañana hasta las seis en la tarde. Hicimos porciones a más de 3,000 kilos de nabos. El trabajo es duro, pero no demasiado extenuante. La única cosa que me irrita es el sistema de conexiones empleadas por personas que realizan el pesaje para favorecer a funcionarios y otros parásitos en los talleres. Una enorme línea de sastres debe esperar su turno, pero cuando una joven de una oficina administrativa llega, ella recibe su porción sin tener que esperar. Además de eso, su porción es ‘del peso correcto’ y de la mejor calidad. También he notado que un policía que supervisa el pesaje, u oficinistas, comisionados (de la policía), u otros parásitos, tienen varios cupones cada uno. Y cuando la criada del policía (la conozco, pero pretendo no tener idea de quién es) viene con sólo un cupón para nabos, el policía hace como si no la conociera y astutamente ordena que se le proporcionen dos porciones por dos cupones, mientras que sólo coloca un cupón en el husillo. Bien, ¿qué puede hacer uno? Esta es la base burguesa burocrática podrida sobre la que el gueto existe y sobre la cual perecerá.

Si quieres saber más, lee “The Diary of Dawid Sierakowiak: Five Notebooks from the Lodz Ghetto” [El diario de Dawid Sierakowiak: Cinco cuadernos del gueto de Lodz], editado por Alan Adelson.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados