Mientras Churchill ganaba por abrumadora mayoría en el Parlamento inglés la moción de desconfianza presentada por una minoría, la realidad para los judíos en los guetos de Polonia no era nada exitosa ni llena de discursos. Ellos enfrentaban hambruna, enfermedades y el constante terror de las deportaciones.

 

El gueto de Łódź – Litzmannstadt para los alemanes- fue establecido desde el triunfo de las fuerzas alemanas sobre Polonia en 1939 para los judíos y gitanos Roma, era el segundo gueto más grande después del de Varsovia y se convirtió en un centro de producción importante para el esfuerzo de guerra nazi, pero las condiciones de vida para sus habitantes eran infrahumanas:

Alimentos putrefactos enviados al gueto de Łódź

Gueto de Litzmannstadt, trabajadores de uno de los talleres de ropa, en 1941.

Jueves, 2 de julio de 1942

 

Un suicidio anoche, Gitla-Hinda Zylbersztajn, de 39 años, se colgó en su apartamento en el 11 de la Calle Zbożowa.

 

Las enfermedades en el gueto, con base en un pequeño informe del jefe del servicio de salud, el doctor [Wiktor] Miller, fuimos capaces de proporcionar una descripción general de la situación de la salud en el gueto. Según la opinión del Dr. Miller, recientemente se ha evitado por completo el peligro de tifus. Una epidemia de tifus había estado posándose sobre el gueto mientras el así llamado campo gitano estuvo en existencia, eso fue en los meses de noviembre, diciembre y enero. Decimando a los habitantes del campo, el tifus había comenzado a adentrarse en el gueto. Afortunadamente, la epidemia fue cortada de raíz inmediatamente aislando a los judíos de Brzeziny en Marysin. Desde que finalizó la cuarentena, los casos ocurriendo en el gueto se han vuelto muy raros. La disentería, que hiciera la vida tan miserable en esta época del año hace dos años y, en un grado menor, hace un año, en el presente no es un problema. Obviamente, la escasez de frutas y vegetales ha sido una influencia en la situación. El gueto está plagado por edema de la desnutrición. No hay doctor o medicina que pueda combatir esta enfermedad, ya que sólo una mejor alimentación puede proporcionar una cura efectiva. El edema de hambre se ha constituido, en tiempos recientes, como una de las causas de muerte más frecuentes. A la par con el edema de desnutrición, la tuberculosis (pulmonar y de todo el organismo) está incrementando el número de muerte. El servicio de salud es casi inservible en esta lucha contra esta enfermedad. El número de pacientes en el hospital asciende a unos 1,600. Si uno agrega a esta cantidad el número de pacientes en los sanatorios y las Casas de Ancianos, entonces excederá dos mil por una cantidad considerable. Para un gueto pobre, el número (de camas aquí) es extremadamente impresionante. Y aun así, desdichadamente, la gente enferma tendrá que esperar un largo rato por una cama de hospital.

Nuestros suministros (de alimentos)

 

1. Ayer, un cargamento de 800 kilogramos de carne en un estado de avanzada descomposición llegó al gueto. Algunas piezas estaban verdes, amarillas o blancas. Al recibir la carne, funcionarios de la Comunidad, después de consultar con el Centro de Intercambio de Carne, puso en duda el cargamento, señalando que ellos no podían utilizar esta carne, que había sido destinada para ser hecha salchicha para la gente trabajadora, por el efecto desastroso que pudiera tener en su salud. El Gettoverwaltung envió a dos funcionarios al Centro de Intercambio de Carne para revisar la carne, pero el deterioro era tan obvio que reconocieron que era inutilizable y ordenaron la suspensión del procesamiento y la carne puesta bajo refrigeración hasta que un cirujano veterinario oficial llegara a la ciudad.

2. No hace mucho tiempo, notamos el arribo de 10,000 kilogramos de mantequilla. La mantequilla estaba completamente rancia y de color negro. Los expertos señalan que había estado por ahí por lo menos durante seis meses. Después de lavar la mantequilla varias veces, el Departamento de Leche logró quitar lo amargo, haciendo la mantequilla relativamente pura y digerible para los estómagos de la población del gueto, que están acostumbrados a todo.

 

3. Recientemente, uno de los panaderos de Litzmannstadt, utilizando sus propios caballos y vagones, envió una cantidad considerable de harina, que había comenzado a podrirse en su propia bodega, al Mercado Balut. Esto no lo hizo filantrópicamente sino, pareciera, por temor del castigo que le hubiera esperado por permitir que la harina se pudriera. No se podía utilizar en la ciudad, pero suficientemente buena para el gueto.

B[ernard] O[strowski]

 

La campaña para emplear niños mayores de 10 años está teniendo un progreso vigoroso, particularmente en relación con los niños que han sido “estampados”. Prácticamente todos estos últimos han encontrado trabajo. Al número insignificante aún sin empleo les será dado trabajos en los próximos pocos días. Una situación curiosa ha salido a luz al presente momento. Alrededor de cien niños han utilizado nombres ficticios, es decir, nombres que nunca serían encontrados en el gueto o eran los nombres de gente reubicada o muerta. Hay rumores circulando entre la población sobre que el Presidente está también intentando encontrar empleo para niños más jóvenes -aquellos de 8 años o mayores-. Esto es negado por los círculos de autoridad.

 

B[ernard] O[strowski]

Si deseas saber más, lee “The Chronicle of the Łódź Ghetto, 1941-1944” [La crónica del gueto de Łódź, 1941-1944], editado por Lucjan Dobroszycki.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados