La nueva Croacia bajo control italiano

En la imagen, de izquierda a derecha, Slavko Kvaternik, el jefe de las fuerzas armadas del Estado Independiente de Croacia, Ante Pavelic, el Poglavnik [caudillo], de pie, el conde Galeazzo Ciano, el ministro italiano de Asuntos Exteriores, Joachim von Ribbentrop, ministro alemán e Asuntos Exteriores, y el representante del Japón, el embajador del Japón en Italia, Zembei Horikiri. durante la Conferencia de Venecia, en junio de 1941.

Después de haber regresado de su grupo aéreo en Bari, el conde Galeazzo Ciano, el ministro italiano de Asuntos Exteriores, retomó su diario al momento en que la campaña ítalo-germana en los Balcanes casi estaba concluida. Ahora los italianos deseaban el anhelado botín que les fue negado desde 1940 cuando decidieron entrar en guerra contra Grecia.

 

Yugoslavia se había dividido en sectores que serían repartidos entre los países del Eje, Hungría deseaba su parte, e Italia consecuentemente la suya. Con la rendición yugoslava surgió la nación independiente de Croacia y ahora sólo era cuestión de delimitar las funciones militares, políticas y administrativas, entre otras, bajo los términos de las naciones victoriosas del Eje.

 

El 24 de abril de 1941, Ciano registra una parte de los hechos que decidirían el futuro de los países balcánicos:

El Duce Benito Mussolini y Ante Pavelić, el caudillo del Estado Independiente de Croacia, en 1941, cuando Italia reconoció a Croacia como un Estado soberano que oficialmente se encontraba bajo el gobierno del monarca italiano, así como de acuerdos militares y económicos con Italia.

Reanudo mis notas. He hecho una cita con Pavelić para mañana en Lubiana. Es cuestión de dejar ver qué es lo que los croatas piensan más que de llegar a conclusiones definitivas. No será fácil. También en Italia hay una fuerte propaganda en favor de la adquisición de Dalmacia, que es llevada a cabo por los provocadores habituales. Ser pro dálmata es una profesión para muchos. No obstante, hemos preparado dos soluciones: una que involucra una extensión continua de territorio desde Fiume a Cattaro, y otra limitada a la Dalmacia histórica. Esta última porción nombrada debe ser integrada por un contrato político que prácticamente pondría a toda Croacia bajo nuestro control. La actitud de los alemanes en todo esto es ambigua. Cuando nos encontramos en Viena nos dieron manos libres. ¿Pero hasta qué punto son sinceros?

 

Con Acquarone arreglamos una visita que el Rey desea hacer a Albania. Él también habla sobre la restauración de los Petrovich en Montenegro. ‘Danilo, ese libertino perpetuo Danilo’, como Mussolini le dice, tiene un hijo. Hay que irnos tranquilos respecto de esto, especialmente para no levantar esperanzas en Albania para una dinastía propia. Pero la Reina [Elena] está utilizando su influencia para impulsar el tema. Mientras tanto, he enviado al Ministro Mussolini como nuestro representante en Cettigne.

Si quieres saber más, lee “The Ciano Diaries 1939-1943” [Los diarios de Ciano 1939-1943], editado por Hugh Gibson.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados