Basado en los conocimientos existentes, Rommel y su Panzerarmee habían calculado que debían atacar a los británicos a finales de mayo antes que ellos pudieran lanzar su ofensiva de verano, la cual se anticipaba fuera a mediados de junio.

 

Se esperaba que una ofensiva lanzada a lo largo de la Línea Gazala no sólo desbarataría la ofensiva anticipada, sino que también permitiría la captura del puerto de Tobruk, un premio largamente esperado por las fuerzas del Zorro del Desierto.

 

Antes del 26 de mayo, fecha planeada para poner en marcha la Operación Venecia, las fuerzas del Afrika Korps se formaron en columnas al este de la Rotonda Segnali, auxiliadas por numerosas tormentas de arena y polvo que ayudaron a ocultar la conglomeración de unidades y esconderlas de reconocimientos aéreos y terrestres británicos.

 

Cada columna, con suministros suficientes para cuatro días, era encabezadas por tanques y zapadores, los cuales estarían listos para abrir brechas a través de los campos minados. Para el anochecer del 25 de mayo, las unidades del Afrika Korps habían llegado a sus puntos de reunión y punto de salida, estando listas para el combate y aguardando la orden para atacar. Horst Sonnenkalb, un conductor de tanque en el Regimiento Blindado 8 del Afrika Korps, escribió posteriormente sobre los eventos previos al ataque:

El Afrika Korps se prepara para la ofensiva

Un tanque alemán Panzerkampfwagen III Ausf. G de la 15ª División Panzer en el desierto.

Alrededor de la medianoche llegó la orden para detenerse. Las provisiones fueron distribuidas, los panzer fueron reabastecidos de combustible, el equipo fue revisado. Los pernos separados de las orugas fueron reemplazados donde estaban sueltos. Los pernos de las orugas, que se desplazaban debido a las agujas separadas, fueron martillados a su posición correcta de nueva cuenta. Cuando estos pernos se movían, golpeaban con un fuerte sonido metálico en el casco del panzer. Estas revisiones eran parte del ritual constante durante las paradas de los panzers. Luego la limpieza de los filtros de aire. Esto era requerido después de cada 50 kilómetros de conducción en el desierto. Esto debido a la fina arena, la cual se levantaba por las columnas y se asentaba dentro de los filtros de aire. Las cubiertas del motor eran abiertas, el conductor se posaba sobre el área del motor y desmantelaba el filtro. La arena del fino filtro, hecho con mimbre de latón, era lavada con combustible, se rellenaba el filtro con aceite nuevo. Después, el filtro se instalaba de nueva cuenta en su lugar. Este proceso debía estar en la sangre y huesos de cada tripulación de panzer. Para nosotros, era normal deshacerse del aceite viejo con arena y combustible de los filtros acendrados allí mismo en la arena del desierto. En aquel tiempo no había ministro de ecología en el desierto.

Si deseas saber más, lee “Panzer Regiment 8 in World War II: Poland, France, North Africa” [Regimiento Blindado 8 en la Segunda Guerra Mundial: Polonia, Francia, África del Norte], de Kevin Fish.

Un Panzer III es reparado de las orugas. En el desierto, las orugas no contaban con lubricante suficiente y constantemente tenían que ser mantenidas para que funcionaran adecuadamente.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados