top of page
Inspeccionando las bases de África del Norte, Winston Churchill asiste a una reunión infor

Inspeccionando las bases de África del Norte, Winston Churchill asiste a una reunión informativa del 414º Escuadrón de Bombardeo de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos de América (USAAF) en el aeródromo de Chateau-dun-du-Rhumel, en Túnez, el 31 de mayo de 1943.

Después de su viaje a los Estados Unidos para la Conferencia Trident, Churchill se dirigió hacia Argelia para reunirse con el general Eisenhower. Él estaba allí para ejercer presión para que se llevara a cabo la invasión de Italia después de la ocupación de Sicilia. Como esto pondría a Eisenhower en una posición difícil, Roosevelt había enviado al general George Marshall, Jefe del Estado Mayor, para mantener un ojo sobre las pláticas.

Churchill pasaría mucho de su tiempo presionando implacablemente su tesis. El 31 de mayo se distribuyó un documento para ser examinado:

El Gobierno de Su Majestad siente muy fuertemente que esta gran fuerza, que comprende sus mejores y más experimentadas divisiones y la parte principal de su ejército, no debe en ningún caso permanecer inactiva. Tal actitud no puede justificarse a la nación británica o a nuestros aliados rusos.

Consideramos que es nuestro deber enfrentarse al enemigo tan continua e intensamente como sea posible y para extraer tantas divisiones hostiles como sea posible del frente de nuestros aliados rusos. De esta manera, entre otras, se establecerán las condiciones más favorables para el lanzamiento de nuestra expedición a través del Canal en 1944.

Obligar o inducir a Italia a renunciar a la guerra es el único objetivo en el Mediterráneo digno de la famosa campaña que ya ha comenzado, así como adecuarse a las fuerzas aliadas disponibles y a las que ya se encuentran en la cuenca del Mediterráneo.

Para tal propósito, la toma de Sicilia es un requisito previo indispensable, y la invasión de la parte continental de Italia y la captura de Roma son los pasos evidentes. De esta manera, el mayor servicio que puede ser prestado para la causa aliada y la evolución general de la guerra, tanto aquí como en el teatro del Canal.

Si deseas saber más, lee “The Hinge of Fate” [La bisagra del destino], de Winston S. Churchill.

Cuando se reunieron más tarde ese día, también estaba presente Harry C. Butcher, adjunto naval de Eisenhower, que habría de registrar un episodio en su diario:

Argel, lunes, 31 de mayo de 1943

El Primer Ministro vino a nuestra casa para cenar esta noche. Los huéspedes eran trece, por lo que me convertí en el decimocuarto en deferencia a la superstición británica.

 

Ike y el general Marshall fueron coanfitriones. Estuvieron presentes nada menos que el Ministro británico de Asuntos Exteriores, el señor Anthony Eden, el general Brooke, y el general Ismay.

 

En algún momento de la conversación de sobremesa, surgió la cuestión de los diarios. El primer ministro dijo que era absurdo llevar un diario día a día, ya que simplemente rechazar el cambio de opinión o decisión del escritor que, siempre y cuando fuera publicado, haría que uno pareciera indeciso y tonto.

 

Él citó el diario de un general británico que había escrito en su diario un día, “No habrá guerra”. Al siguiente día la guerra fue declarada. El diario fue publicado póstumamente y, en consecuencia, hizo parecer al general como tonto.

Por su parte, el Primer Ministro dijo que él preferiría esperar hasta que la guerra hubiera terminado y luego escribir las impresiones, de modo que, de ser necesario, se podría corregir u ocultar sus errores.

Si deseas saber más, lee “Three Years with Eisenhower. The personal diary of Captain H. C. Butcher, Naval Aide to General Eisenhower, 1942 to 1945” [Tres años con Eisenhower. El diario personal del capitán H. C. Butcher – Adjunto Naval del general Eisenhower, 1942-1945], de H. C. Butcher.

 

Churchill ganaría el Premio Nobel de Literatura por sus memorias de la guerra en 1953.

El primer ministro, Winston Churchill con el Jefe del Estado Mayor estadounidense George C

El primer ministro, Winston Churchill con el Jefe del Estado Mayor estadounidense, George C. Marshall, y el general Montgomery, en una conferencia de planificación en el Cuartel General Aliado después de la captura de Túnez.

Foto del grupo de participantes en la Conferencia de Planificación Aliada que tuvo lugar e

Foto del grupo de participantes en la Conferencia de Planificación Aliada que tuvo lugar en el Cuartel General de la Fuerza Aliada (AFHQ) en Argel el 4 de junio de 1943. De izquierda a derecha se encuentran: el señor Anthony Eden; el general Sir Alan Brooke; el Jefe Mariscal del Aire Tedder; el Almirante Sir Andrew Cunningham; el general Alexander; el general Marshall; el general Eisenhower y el general Montgomery. El Primer Ministro, el señor Winston Churchill, quien presidió la conferencia, se distingue en el centro del grupo.

bottom of page