Aunque muchos franceses libres ya estaban ahora combatiendo con los británicos, el régimen de Vichy en Francia representaba una tarea diferente. Los franceses habían permitido a los japoneses invadir la Indochina francesa, un movimiento que les había dado acceso a Malasia y Singapur.

 

Ahora se temía que los japoneses se movilizaran hacia el enorme puerto natural de aguas profundas de Diego Suárez, en el extremo norte de la colonia francesa de Madagascar. Tal medida daría a los japoneses una posición dominante en el Océano Índico y amenazaría las rutas de convoyes navegando desde el este de África hasta Egipto.

 

Fue entonces que se puso en marcha una invasión preventiva de Madagascar por parte de los británicos. La Operación Ironclad dio como resultado tropas desembarcando en el extremo noroeste de la isla, en un intento por capturar el puerto desde la retaguardia. Los sorpresivos desembarcos fueron muy exitosos, pero cuando la fuerza se empezó a trasladar hacia el interior se metió en problemas. Los franceses habían construido una línea de defensa para proteger su retaguardia y estaba muy bien defendida.

 

Los tanques Valentine más hacia al frente fueron eliminados por viejas piezas de artillería francesas de 75mm disparando tiros sólidos. Después se produjo un feroz combate, una acción menor batallada bajo el sol tropical en una isla lejana, en una guerra olvidada en gran medida. Sólo el informe de las acciones posteriores del Mayor Simons registró lo sucedido, cuando los tanques Tetrarch (Tetrarca), aún más ligeramente armados, continuaron el ataque:

Los británicos invaden Madagascar

Un tanque Valentine británico. Este tipo de blindados participaron en el ataque al puerto de Diego Suárez en Madagascar, el 5 de mayo de 1942. Los británicos se encontraron con una feroz resistencia de los franceses del régimen de Vichy. El tanque Valentine Mk III era un blindado utilizado por la infantería, producido en el Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial. Más de 8,000 de este tipo se produjeron en 11 diferentes versiones además de diversas variantes para múltiples usos, lo que representó casi la cuarta parte del total de la producción británica de tanques.

Los Tetrarchs detrás, al ver que los tanques liderando estaban bajo fuego, avanzaron con gran valor y se enfrentaron al enemigo. Por desgracia, siguieron al comandante de la escuadrilla por la carretera, en lugar de desplegarse fuera de ella hacia la derecha, donde habrían estado con el casco blindado más abajo, al menos hasta el cañón que se encontraba más adelante en el camino.

 

Durante el evento, los dos Tetrarchs más avanzados fueron impactados e inmediatamente se incendiaron. En uno murió el comandante, el cabo Watkins; el artillero resultó tan gravemente quemado que murió posteriormente de sus heridas, y el conductor también sufrió quemaduras graves. En el otro, el conductor y el artillero resultaron heridos.

 

El comandante de este tanque, el teniente Carlisle, ignorando por completo el fuego de los cañones de 75, de las ametralladoras y fusiles, que abrieron fuego contra él, ayudó al conductor a salir de su compartimiento y después desmontó la ametralladora Bren de la montura antiaérea.

 

El comandante de escuadrilla detuvo el Tetrarch restante (teniente Astles), quien estaba enfrentando al enemigo, impidiendo que siguiera avanzando, ordenándole que regresara al Comando de la Brigada para informar del resultado de la acción.

 

El personal que no estaba herido recogió una T.S.M.G. [subametralladora Thompson, por sus siglas en inglés] y una ametralladora Bren, municiones, agua y un botiquín de primeros auxilios de uno de los tanques, entrando en acción desmontada. El teniente segundo Whittaker y el sargento Grime se distinguieron particularmente al recoger el equipo necesario de los tanques estando bajo fuego.

 

En esta etapa, el capitán Belville, R.M. [Marinos Reales], quien se desempeñaba como Oficial de Enlace con el Escuadrón "B" del Cuerpo Real de Blindados [RAC] y que había visto la acción de los tanques desde más atrás, avanzó en su motocicleta, bajo fuego de ametralladoras y rifles, a donde la tripulación se preparaba para entrar en acción desmontada. Recibió un informe del comandante de escuadrilla y se dirigió de nuevo al Comando de Brigada. Se llevó en la parte trasera de su motocicleta a un suboficial que tenía quemaduras graves. Su acción indudablemente salvó la vida del suboficial, que de otro modo habría tenido que permanecer en la intemperie y bajo fuego por tres horas y media.

 

Se hizo un intento por acosar a los cañones de la derecha por una patrulla armada con una T.S.M.G., pero esta fracasó debido a un fuego intenso de ametralladora cubriendo un camino hundido entre los tanques y la posición del cañón.

 

Después de una pausa de aproximadamente media hora, durante la cual el enemigo fue ineficazmente atacado de forma esporádica, la infantería enemiga avanzó desde sus posiciones en un intento de rodear a las tripulaciones de los tanques. Sin embargo, el enemigo se vio obligado a retirarse por el fuego de las ametralladoras Bren.

 

Después de una breve pausa, el enemigo avanzó otra vez, haciendo uso hábil de la cobertura y tratando de rodear el flanco derecho de la posición. Durante este enfrentamiento algunas compañías aparecieron, pero debido al intenso fuego de ametralladora no pudieron acercarse. El enemigo, sin embargo, se vio obligado a retirarse de nuevo.

 

El enemigo hizo entonces una tercera salida, empleando las mismas tácticas. Se las arreglaron para acercarse bastante, pero se mantuvieron a raya por el fuego de la ametralladora Bren, la T.S.M.G. y las pistolas. Sin embargo, para este momento las municiones de la T.S.M.G. y las pistolas se habían casi agotado. Finalmente, el teniente segundo Whittaker, quien había estado manipulando la ametralladora Bren, luchando con gran determinación y precisión en el frente de combate, fue herido mortalmente.

 

El enemigo luego avanzó y aproximadamente a las 1545 horas se capturó al equipo. Sólo tres de esas tripulaciones de tanques resultaron ilesos. Los prisioneros fueron tratados por el enemigo con gran consideración.

Horas más tarde, un ataque combinado de tanques e infantería fue capaz de superar la situación. Si deseas ver el reporte completo, visita los Archivos Nacionales británicos.

 

Video contemporáneo mostrando imágenes de la fuerza de tarea de la Operación Ironclad.

Una imagen de un tanque ligero Tetrarch, este blindado británico estaba menos armado que los tanques Valentine, sin embargo, al ser puestos fuera de acción durante el ataque al puerto de la bahía de Diego Suárez en Madagascar, estos pequeños tanques tuvieron que hacer frente a las fuerzas francesas que se encontraban defendiendo la posición. Tan sólo se produjeron 77 de estos tanques durante toda la guerra.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados