El repliegue británico en Grecia continúa

Un tanque alemán Panzerkampfwagen III en el área de las Termópilas, en Grecia, 1941. Al fondo se alcanza a observar uno de los puentes destruidos durante la retirada británica.

Las divisiones australianas y neozelandesas se habían retirado hacia el área de las Termópilas y seguían enfrentando duros reveses en el frente griego. Nuevamente los aliados se verían obligados a establecer una nueva línea de defensa al sur de Tebas y esta se convertiría en el último obstáculo a vencer antes de entrar a Atenas.

 

Las noticias en Inglaterra no daban claras indicaciones de lo que estaba sucediendo en los Balcanes y ciertamente tanto australianos como neozelandeses estaban cuestionando el liderazgo de la guerra, preguntándose por qué se estaba librando una batalla en suelos que parecían no tener sentido defender.

 

George Orwell, el escritor británico, mantuvo durante la guerra registros acerca de los sucesos que se desarrollaban en diversas campañas, dando sus reflexiones y críticas, a veces severas, sobre la conducción de la guerra:

Eric Arthur Blair, cuyo seudónimo George Orwell se hiciera famoso por obras como 1984 y Rebelión en la Granja, mantuvo un diario durante parte de la guerra. En la imagen George Orwell en una de sus transmisiones de radio en la BBC.

22.4.41

 

He estado 2 o 3 días en Wallington. El bombardeo del sábado por la noche pudo ser escuchado fácilmente allí –a 45 millas [72 kilómetros] de distancia-.

 

Sembré mientras estaba en Wallington 40 o 50 libras de patatas, lo que podría dar 200 o 600 libras de acuerdo con la temporada, etc. Sería raro - espero que no será así, pero bien pudiera serlo- si cuando llegue este otoño esas patatas parezcan un logro más importante que todos los artículos, transmisiones, etc., que haya hecho este año.

 

La línea griega-británica parece haber virado al sur, moviéndose a Janina, a una posición no muy lejana al norte de Atenas. Si los informes de los periódicos son veraces, llegaron a través de la llanura de Tesalia sin ser demasiado dañados. Lo que molesta a todo el mundo y evidentemente va a crear una tormenta en Australia, es la falta de noticias reales. Churchill en su discurso dijo que incluso el gobierno tuvo dificultades para conseguir noticias de Grecia. Lo que más me molesta es la reiterada afirmación de que estamos infligiendo enormes bajas, los alemanes avanzan en formación cerrada y son segados en hatajos, etc., etc. Justo lo mismo que se dijo durante la batalla de Francia... Ataque a Gibraltar, o por lo menos algún movimiento adverso en España, evidentemente programado para ocurrir pronto. Los discursos de Churchill empiezan a sonar como los de Chamberlain - evadiendo preguntas, etc., etc.

 

Las tropas británicas entraron en Irak hace un par de días. Sin noticias aún en cuanto a si están haciendo lo correcto, deshaciéndose de los agentes alemanes, etc. La gente en todos los lados está diciendo: ‘Mosul no será bueno para Hitler incluso si llega allí. Los británicos volaran los pozos mucho antes’. ¿Lo harán, me pregunto? ¿Volaron los pozos rumanos cuando existió la oportunidad? Lo más deprimente en esta guerra no son los desastres que vamos a sufrir en esta etapa, sino saber que estamos siendo guiados por débiles... Es como si tu vida dependiera de una partida de ajedrez y has tenido que sentarte para verlo, viendo como se hacen los movimientos más idiotas y no tener poder para prevenirlos.

Si quieres saber más, lee “The Orwell Diaries 1938-1942” [Los diarios de Orwell 1938-1942], editado por Peter Davison.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados