El aumento en las actividades partisanas en 1942 había forzado a los alemanes a redirigir sus esfuerzos cada vez más en las áreas de Polonia y la Unión Soviética. Esto incluía tanto fuerzas policiacas y de las SS como unidades del ejército y elementos de reserva.

Las unidades de policía alemanas no sólo se incrementaron, sino que también debieron reorganizarse. Sin embargo, el aumento de las tropas policiacas también traería como consecuencia un incremento en el número de caídos en esas unidades.

 

La reveladora entrada en el diario de Zygmunt Klukowski, médico de profesión, escritor e historiador, describe algunas actividades de los partisanos en Polonia, adicionada con algunas diligencias un poco más cotidianas:

El incesante combate de los partisanos

Los partisanos Bielski eran una organización formada para rescatar a los judíos del exterminio y combatiendo contra los alemanes y sus colaboradores en las cercanías de Nowogródek y Lida en la Polonia ocupada. Los hermanos Bielski eran judíos polacos que dirigían la organización partisana.

3 de julio

 

Aquí en Szczebrzeszyn, la vida ha vuelto a la normalidad, pero no sabemos por cuánto tiempo.

 

Pensamos mucho en las actividades de los partisanos, polacos o rusos, y los bandidos. No sé cómo será en otros lados, pero alrededor de los condados de Zamosc, Bilgoraj, Tomaszow y también en Hrubieszow, están sucediendo algunas cosas extrañas. Tengo información acerca de algunas unidades en el bosque muy bien equipadas, algunas incluso montadas, con ejercicios militares e incluidas con campos de tiro. Escuchamos cada vez más noticias acerca de los asaltos armados. Un tren viajando entre Krasnobod y Dlugi Kat fue descarrilado y un ataque fue montado contra el aserradero en Dlugi Kat. Este aserradero es ahora propiedad de una compañía alemana y su director fue asesinado durante el asalto. Se le prendió fuego al edificio principal y la planta entera fue puesta fuera de servicio. Lo mismo sucedió en el molino de harina en Kawenczyn.

 

Poco después de esto, muchas unidades militares alemanas iniciaron una pesquisa, pero sin resultados. Se supone que deben destruir a todos los grupos de partisanos, pero no tienen preparación alguna para combatir esta guerra de guerrillas.

 

Por algunos días hemos escuchado fuego de artillería. Últimamente los gendarmes han estado confiscando bicicletas para ser utilizadas como medio de transporte contra los partisanos. Como un ejemplo, por una nueva bicicleta Stanislaw Bohdanowicz recibió un vale por 1,400 zlotys.

 

Hoy fui a Zamosc específicamente para ver el hogar del nuevo museo de la ciudad. Cuando vi la vieja casa apartamento, ahora completamente renovada, me puse muy feliz. El viejo edificio, con la fecha de 1634 arriba de la entrada, fue completamente restaurado a su apariencia original. La renovación estuvo bajo la guía del arquitecto Zaremba. Él, junto con el director del museo Kabat, mudaron todas las piezas del viejo edificio confiscado por los alemanes al este nuevo lugar. Añadieron muchos artículos que habían estado almacenados en cajas, por lo que el museo se ve mucho mejor que como estaba antes. Hasta ahora, 60,000 zlotys se han gastado en la renovación del edificio.

 

Cuando me enteré que el nuevo alcalde, Otto Werner, no estaba interesado en este proyecto, decidí utilizar mi propia psicología. Fui a felicitarlo por las contribuciones que la ciudad hizo para restaurar el museo y lo invité para que viniera conmigo y viera las salas de exhibición recién abiertas. Él aceptó y comenzamos a caminar y a admirar las bellas exhibiciones. Después de visitar varias salas, él estaba tan impresionado que felicitó al arquitecto Zaremba y al director Kabat y luego prometió su ayuda y la del consejo municipal en mayores renovaciones del museo.

 

Después que él se fue, le señalé al director Kabat que los artículos más valiosos, tales como las piezas de oro más raras, deberían retirarse para salvaguardarlas. Mientras observaba el museo, pensé en mi amigo Rosinski, que hizo tanto para ayudar al museo para que abriera hace casi veinte años atrás. Hubiera estado feliz de verlo.

 

Al mismo tiempo fui informado acerca de la muerte de Stanislaw Przybylowicz en el campo de concentración de Oranienburg. Él era un maestro de ciencias naturales en la escuela preparatoria local que reunió la primera exhibición de ciencias naturales en el museo de la ciudad.

Si deseas saber más, lee “Diary from the Years of Occupation 1939-44” [Diario de los años de la ocupación 1939-44], de Zygmunt Klukowski.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados