Henry Foster estaba con el 2º Batallón del Regimiento de West Yorkshire, que había dejado el Reino Unido en enero, viajando a Egipto, a través de Sudáfrica y de allí hacia la Línea Gazala. Formaban parte de la fuerza de defensa con base en Tobruk, pero el 4 de junio fueron transportados fuera de la ciudad para unirse a la batalla en el desierto.

 

A medida que se acercaban a su posición, pasaron por un gran número de vehículos dañados y quemados:

Continúa la batalla por la Línea Gazala

Un cañón antitanque de 2 libras montado en un camión pasa al lado de un tanque alemán PzKpfw III destruido en el Desierto Occidental, el 2 de junio de 1942.

Se nos dijo que la División estaría en acción a la mañana siguiente, el 5 de junio, el objetivo era cerrar algunas brechas en la línea británica y formar varias cajas de defensa; como los italianos estaban en nuestro frente, se esperaba que la oposición fuera ligera con su infantería y artillería. Se trajo la comida junto con las raciones y el agua para el día siguiente.

 

A la mañana siguiente nos movilizamos a las 04.30 horas. Esta fue una hora antes del amanecer; mientras todos estábamos a bordo de camiones, cada uno de ellos llevaba una pequeña luz en la parte trasera, ahora estábamos en manos del oficial al mando, moviéndonos con una brújula en dirección a las luces en los camiones, asistiendo a cada conductor para que se mantuviera en línea. Cuando la luz del día nos permitió ver hasta donde pudiéramos, a nuestra derecha había, literalmente, cientos de camiones movilizándose todos en la misma dirección, llevando al resto de la 5ª División india.

 

Nosotros, los West Yorks, estábamos en el flanco izquierdo y el 16º Pelotón se encontraban en el extremo izquierdo de toda la línea, a nuestra izquierda había arena y más arena, kilómetros de ella, (si Lawrence de Arabia hubiera aparecido no nos habríamos sorprendido, puesto que esta solía ser la tierra que pisaba).

 

Muy pronto se nos unieron siete u ocho tanques que habían tomado de inmediato la posición a nuestro frente, todo se estaba moviendo hacia adelante a un ritmo constante; pronto estuvimos bajo fuego de artillería, proyectiles antitanque de alto explosivo y detonaciones en el aire, los camiones estaban siendo impactados e incendiándose, los soldados que habían estado a bordo eran rescatados por otro camión. Pronto se nos ordenó bajar de los camiones y avanzar a pie, ahora cada compañía estaba operando individualmente.

 

Los pocos camiones que todavía estaban intactos se dispersaron tan rápido como sus ruedas se pudieran mover, desapareciendo en una nube de polvo, dejándonos con unos cuantos tanques y los transportes de ametralladoras Bren, haciendo su mejor esfuerzo.

 

Al mismo tiempo, nos encontramos bajo el fuego de los tanques enemigos y vehículos blindados; no habíamos sido informados acerca de tanques, etc. Además, nos enteramos de que nuestro pelotón antitanque, con seis cañones de 2 libras, fue eliminado antes de disparar un solo tiro; ocho transportes Bren y las tripulaciones se perdieron un poco después, mientras que los West Yorks estaban enfrentando a cuarenta tanques y diecisiete vehículos blindados (de la 15ª División Panzer, de esto me enteré más tarde leyendo la historia del regimiento).

 

Los tanques Valentine que estaban apoyando se retiraron a la retaguardia, ya que estaban siendo superados por la potencia de fuego de los Panzers, esto nos dejó a la infantería contra los tanques, el resto de la División estaba en una situación similar. Dos compañías avanzadas de los West Yorks fueron aplastadas por los tanques, nueve oficiales perdieron la vida o fueron capturados y las bajas eran considerables (la historia del Regimiento señala –la 22ª Brigada Blindada, con 100 tanques, se retiró fuera del alcance y se mantuvo atrás observando la destrucción de los West Yorks y varios regimientos de la infantería más a manos de los tanques alemanes-).

 

La 10ª Brigada de Infantería india fue completamente destruida. El 16º Pelotón, estando en el flanco extremo izquierdo de la acción, tomó posición detrás de una pequeña colina; no teníamos herramientas para trincheras, picos o palas, y estando bajo el fuego continuo de un grupo de vehículos blindados apoyando ametralladoras pesadas, no podíamos infligirles mucho daño teniendo sólo ametralladoras Bren y fusiles, además de que no hubo apoyo de la artillería (se suponía que tendríamos apoyo de la artillería, pero ninguno se veía cerca). Las comunicaciones eran malas, los West Yorks no tenían radios inalámbricos y tan pronto como el Pelotón de Señales tendía cables telefónicos, los tanques en la parte posterior los masticaban, por lo que cualquier enlace era simplemente inexistente.

 

Poco después del mediodía, las compañías ‘D’ del 16º Pelotón recibieron la orden de retirarse, al igual que el resto del batallón, dando saltos de rana de un pelotón a otro; los tanques y los camiones que habían sido inhabilitados recibían el tratamiento final de granadas y fuego, asegurándose de que no fueran de utilidad alguna para las fuerzas enemigas.

 

A últimas horas de la tarde, pasamos a través de las líneas de artillería, el enemigo en persecución cercana; la oscuridad se acercaba cuando llegamos a una zona relativamente segura y aquí nos sirvieron un guiso caliente con conservas de carne; una vez más fuimos atacados por fuego de artillería, nuestra artillería estaba respondiendo, cuando recibimos órdenes de atrincherarse y estar preparados para un ataque de tanques.

 

Mientras caía la noche, pudimos ver los tanques enemigos a la distancia. Luego se nos dio otra orden para abordar cualquier transporte que estuviese disponible, una vez más nos retirábamos; parece que varios de los vehículos en los que habíamos ido al frente se habían metido en un campo minado en su viaje de regreso. Por desgracia, este campo minado era británico y estaba causando un gran número de víctimas.

 

Yo tuve la suerte de abordar un vehículo de 15 quintales conducido por un oficial que nos llevó en dirección al sur. Ya había oscurecido cuando bordeamos el campo minado y los tanques alemanes. No llegamos muy lejos, justo fuera del alcance de la batalla que aún se libraba entre nuestra artillería y los blindados alemanes.

Si deseas saber más, visita BBC People’s War [La guerra de la gente de la BBC].

Tanques Valentine entrenando en el Desierto Occidental, el 27 de marzo de 1942. Un ‘tanque de infantería’ sólidamente blindado, que sólo contaba con un cañón de dos libras que había resultado muy útil cuando enfrentaron a los italianos, pero no era rival para los tanques alemanes.

La tripulación de un camión Morris-Comercial C4 de 15 quintales (1.5 toneladas) se refugia durante un ataque aéreo enemigo en el Desierto Occidental, el 2 de junio de 1942.

Un soldado de infantería británico recibe la rendición de los miembros de un camión de suministro del enemigo en el Desierto Occidental, el 2 de junio de 1942.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados