El ataque soviético en torno a Stalingrado fue casi pospuesto por una espesa niebla y se l

El ataque soviético en torno a Stalingrado fue casi pospuesto por una espesa niebla y se llevó a cabo en condiciones de congelación.

Con más de un millón de hombres involucrados en la Operación Urano, el Ejército Rojo fue capaz de atacar con una fuerza mucho mayor que la que los alemanes creían posible. Los movimientos de apertura el 19 de noviembre desde el norte, fueron seguidos por otro gran impulso desde el sur lanzado el día 20. La parte más pesada del ataque recayó sobre el ejército rumano.

 

Una vez más, un devastador bombardeo de artillería rompió sus líneas aún antes de que fueran atacados por los tanques T-34 y las tropas de apoyo. Pronto, el Ejército Rojo estaba tomando decenas de miles de hombres como prisioneros. De aquellos que quedaban, muchos optaron por huir.

 

Al tiempo que sus aliados rumanos se colapsaban en medio de una gran confusión, conmocionados por la artillería, los alemanes tenían dificultad tratando de descubrir lo que estaba sucediendo. Un oficial del Estado Mayor del Cuartel General del 6º Ejército alemán fue enviado a averiguar directamente... Ver Más