Se emite la Orden de Comisarios

Las órdenes de Hitler fueron que todos los funcionarios políticos soviéticos (comisarios) deberían ser ejecutados después de su captura.

El carácter profundamente ideológico de la lucha de los alemanes contra la Unión Soviética se vio reflejado en la “Orden de Comisarios” emitida por el Alto Mando de las Fuerzas Armadas alemanas el 6 de junio de 1941.

 

Los comisarios políticos eran funcionarios del Partido Comunista soviético que supervisaban sus unidades militares e informaban directamente a los líderes del partido. Operando fuera de la jerarquía militar, los comisarios actuaban como conducto entre el Partido y las filas de soldados comunes, la transmitiendo propaganda política y previniendo la oposición al régimen entre las fuerzas militares.

Nikita Khruschev (en primer plano a la izquierda), comisario político del Frente Ucraniano en Przemyśl, el 29 de septiembre de 1939.

Lineamientos para el tratamiento de los comisarios políticos.

 

Al combatir contra el bolchevismo no se puede contar que el enemigo actúe de conformidad con los principios de humanidad o las Leyes Internacionales. En particular, debe esperarse que el tratamiento de nuestros prisioneros por los comisarios políticos de todo tipo, que son los verdaderos pilares de la resistencia, será cruel, inhumano y dictado por el odio.

 

Las tropas deben estar al tanto:

 

1) Que en esta lucha no es corresponder a tales elementos con clemencia y consideración de conformidad con el Derecho Internacional. Ellos son una amenaza para nuestra propia seguridad y para la rápida pacificación de los territorios conquistados.

 

2) Que los autores de los métodos asiático-bárbaros de lucha son los comisarios políticos. Ellos deben ser procesados con prontitud y con la mayor severidad.

 

Por lo tanto, si son tomados mientras combaten u ofreciendo resistencia deben ser, en principio, fusilados inmediatamente.

 

Por lo demás, se aplicarán las siguientes instrucciones:

 

I. Teatro de Operaciones.

 

1) Los comisarios políticos que se opongan a nuestras tropas serán procesados de acuerdo con el ‘Decreto de jurisdicción en el área de Barbarroja’. Esto aplica a los comisarios de cualquier tipo y posición, incluso si sólo son sospechosos de resistencia, sabotaje o la instigación a los mismos.

 

Se hace referencia a las ‘Directivas sobre el comportamiento de las tropas en Rusia’.

 

2) Los comisarios políticos, en su capacidad de funcionarios adscritos a las tropas enemigas, son reconocibles por su insignia especial -estrella roja con un martillo de oro y una hoz tejida en las mangas- […]. Deben ser separados de inmediato, por ejemplo, mientras se encuentren todavía en el campo de batalla, de los prisioneros de guerra. Esto es necesario con el fin de privarlos de toda posibilidad de influir en los soldados capturados. Esos comisarios no serán reconocidos como soldados; la protección concedida a los prisioneros de guerra, de conformidad con la Ley Internacional, no les será aplicada. Después de haber sido segregados deben ser procesados.

 

3) Los comisarios políticos que no sean culpables de cualquier acto hostil o no sean sospechosos de tales, permanecerán sin ser molestados por el momento. Sólo en el curso de una penetración más profunda en el país, será posible decidir si serán o debieran ser entregados a los ‘Sonderkommandos’. Estos últimos deberían ellos mismos examinar preferentemente estos casos.

 

Como cuestión de principio, al deliberar la cuestión sobre la ‘culpabilidad o inocencia’, la impresión personal recibida de las perspectivas del comisario y su actitud deberían ser consideradas de mayor importancia que los hechos del caso que pudieran ser no decisivos.

 

4) En los casos 1) y 2) un breve informe (forma de informe) sobre el incidente debe presentarse:

a) a la División (Ic) (Oficial de Inteligencia de Campo) por las tropas subordinadas a una división.

b) al Mando del Cuerpo u otros mandos respectivos, de la siguiente manera (Ic) por las tropas directamente subordinadas a un Mando de Cuerpo, a un Alto Mando del Ejército o al Mando, o al Grupo de Ejércitos, o Grupo Blindado.

 

5) Ninguna de las medidas antes mencionadas debe retrasar el progreso de las operaciones. Por lo tanto, las tropas de combate deberán abstenerse de tomar medidas sistemáticas de detención y purga.

 

II. En las zonas de retaguardia.

 

Los comisarios detenidos en las zonas de retaguardia a causa de conducta dudosa deberán ser entregados a los ‘Einsatzgruppen’ o los ‘Einsatzkommandos’ del Servicio de Seguridad de las SS (SD), respectivamente.

 

III. Restricciones con respecto de Cortes Marciales y Cortes Sumarias.

 

Las Cortes Marciales y las Cortes Sumarias de los comandantes de regimiento y otros no deberán tener lugar en la ejecución de las medidas establecidas en I y II.

Si quieres saber más, lee “Messages of Murder: A Study of the Reports of the Einsatzgruppen of the Security Police and the Security Service 1941-1943” [Mensajes de Asesinato: un estudio de los reportes de los Einsatzgruppen de la Policía de Seguridad y el Servicio de Seguridad], de Ronald Headland.

Una página de la Orden Comisario, de fecha 6 de junio de 1941.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados