Comienza el asedio Tobruk

El Batallón 2/13 australiano en acción en Tobruk, en abril de 1941. Esta fotografía apareció en primera plana del Sydney Sun y fue la primera imagen de los “Aussies” durante los 262 días de asedio de Tobruk. El hombre más cercano a la cámara, el soldado Luck murió en acción durante el desbloqueo de Tobruk en Ed Duda, en noviembre de 1941.

Rommel y sus Afrika Korps estaban en plena marcha hacia la frontera egipcia y las fuerzas británicas estaban siendo repelidas pero no sin ofrecer resistencia. Desde el 10 de abril Tobruk se encontraba bajo el asedio alemán, mientras las tropas australianas en Tobruk se estaban preparando para un largo sitio.

 

El Alto Mando Británico estaba consciente de la importancia del principal puerto de Cirenaica y había dado órdenes para mantener la plaza a toda costa. La 9ª División Australiana, la cual constituye la espina dorsal de la guarnición, y una brigada de la 7ª División Australiana, son las fuerzas defendiendo el puerto de Tobruk.

 

Uno de los adjuntos del general Rommel, Hans-Joachim Schraepler, se encuentra al lado del aventurado comandante del Afrika Korps, que contrario a las órdenes que se le habían dado de mantener una posición defensiva, había arremetido contra las fuerzas británicas de una forma fulminante.

Un Panzer II (derecha) y un Panzer III (izquierda), los tanques principales en uso por el Afrika Korps durante 1941, avanzando a través del desierto abierto.

Adjedabia, 12 de abril de 1941

 

No fui con el general ya que preferí poner algo de orden en mi unidad. Era necesario. Y por último, no por ello menos importante, quería leer tus cartas calmadamente y darte un reporte por el cual ciertamente ya has esperado.

 

 

Pero créeme que pienso todos los días cómo enviarte una carta. No fue posible.

 

 

Enviarla por avión no fue posible, ya que no hay aviones.

 

Esta mañana a las 6.30 horas había dejado el vehículo de Rommel cuando un avión dando vueltas como un giroscopio a unos 100 metros de altura cayó a tierra como una piedra enfrente de mí. Un hombre muerto, el otro gravemente herido. Esa fue la sorpresa matutina.

 

En resumen, anoche fue tan violento como nunca antes lo había experimentado. Alrededor de las 24.00, estaba acostado en mi tienda; apenas leí dos cartas, cuando llegó el primer ataque, luego los disparos de los barcos ingleses en medio, seguido por aviones atacando a baja altura con ametralladoras. Era un ruido terrible. Es posible que los ingleses supieran dónde estábamos.

 

Cuánto tiempo tomó todo este ruido, no lo sé, me quedé dormido, estaba simplemente cansado, despertándome sólo una y otra vez cuando una bomba explotaba cerca. Además, me sentía seguro ya que estaba en un hueco, bastante lejos, que Pfistermeister había seleccionado.

 

 

En todo caso, una noche increíble.

 

Ayer procedimos con lo planeado, el ataque en toda la línea del frente debió haber empezado a las 16.00, pero los tanques no estaban avanzando. La artillería inglesa nos disparó fuertemente, Rommel, el jefe del cuerpo von dem Borne y yo estuvimos muy sorprendidos de la resistencia. Nuestra estrategia no fue buena en general, porque creo que los tanques no fueron lo suficientemente agresivos. Si hubieran atacado agresivamente, Tobruk hubiera caído. Estoy convencido de ello. Estoy sorprendido que Rommel se haya mantenido calmado. Lo conozco bien y habría esperado algo diferente. Muchos vehículos y soldados se mantuvieron atrincherados, simplemente aceptando el pesado fuego de artillería.

 

 

Hasta hoy, hemos ocupado Bardia, estoy un poco consolado. ¡Esto es un regalo de Pascua para ti en casa! Ahora, no tomará mucho más tiempo, antes de que lo hagamos, después de haber liberado Cirenaica del enemigo, movilizarnos hacia la frontera egipcia, y después desde Alejandría a Cairo. La división necesita descanso y suministros, pero estaría mal dejar de perseguir a los ingleses. Preguntarás por bajas: francamente, no lo sé… Pero tengo la impresión de que son moderadas. Pero las muchas bombas inglesas y los ataques a baja altura causaron relativamente muchas bajas.

 

El mayor general von Prittwitz und Gaffron, comandante de la 15ª División Blindada, la cual todavía no ha llegado en su totalidad, ha muerto. Avanzó demasiado lejos, un obús de la artillería inglesa lo impactó en su automóvil y murió instantáneamente. Ayer tuve que escribir una carta triste a su esposa. El mensaje de radio que sigue llegará justo en Pascua. Muy triste. De otra manera, las pérdidas de oficiales son tolerables.

 

Nuestros vehículos destruidos son remplazados por carros ingleses excelentes, por lo que algunas unidades alemanas no serán reconocidas como alemanas, y uno puede pensar que hay ingleses aquí. Además, nuestros hombres apenas pueden ser identificados, cubiertos de tierra y polvo.

Un cañón de 159 mm conocidos como Bardia Bill, cerca de Tobruk, en 1941.

Si quieres saber más, lee “At Rommel’s Side: The Lost Letters of Hans-Joachim Schraepler” [Al lado de Rommel: Las cartas pérdidas de Hans-Joachim Schraepler], editado por Hans-Albrecht Schraepler.

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados