El hidroavión PH-2 de la Guardia Costera rescata sobrevivientes del U-701, el 9 de julio de 1942. El dirigible tipo K de la Armada sobrevolando había localizado previamente a los sobrevivientes y lanzó balsas y provisiones para ellos.

El Kapitänleutnant Horst Degen, al mando del U-701, tenazmente patrullaba a las afueras de Cabo Hatteras, saliendo a la superficie brevemente en las primeras horas de la tarde para refrescar el aire viciado del submarino alemán.

Degen había interceptado un convoy de treinta y un buques dirigiéndose hacia el sur, disparando dos torpedos a un tanquero de 7,000 toneladas, el British Freedom. Un torpedo hizo impacto, pero el navío estaba vacío y fue salvado. Uno de los escoltas, un yate convertido, el Saint Augustine, lanzó trece cargas de profundidad y provocó que Degen se retirara. Al siguiente día, el U-701 se encontró con el tanquero estadounidense de 14,000 toneladas William A. Rockefeller completamente cargado, estaba siendo escoltado por un avión de la Guardia Costera. Con un solo torpedo, Degen detuvo al tanquero, pero al ver la sombra del U-701, el avión contraatacó con dos cargas de profundidad y dio coordenadas al cúter de la Guardia Costera, el Número 470. El cúter lanzó otras siete cargas de profundidad, que previno otro ataque a la luz del día y con ello rescató a la tripulación del tanquero. Degen regresó a la escena y disparó otro torpedo al buque, este lo mandó al fondo del mar, el único buque tanque hundido en la Costa Este de los Estados Unidos en junio.

Los otros dos submarinos tipo VII del grupo de mayo que habían colocado minas, el U-87 y el U-373 avistaron el puerto de Lorient, en Francia, el 7 de julio. Extrañamente, Degen en el U-701, que había zarpado el mismo día que los otros dos U-Boots y aún no habían repostado combustible, seguía a las afueras del Cabo Hatteras, buscando un barco más que hundir con sus dos o tres torpedos remanentes, aunque no había encontrado ninguna embarcación en los últimos nueve días. El calor y el aire asqueroso dentro del bote era insoportable y se avecinaba un viaje tedioso a casa de tres semanas.

Poco después de la 1:00 de la tarde ese día, Degen salió a la superficie con precaución para colocar aire fresco dentro del submarino. Lo que siguió a continuación fue un desastre para la tripulación... Ver Más

El precio de la Segunda Guerra Mundial... en vidas

2 Feb 2016

1/1
Please reload

Noticias Recientes

1 Dec 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Copyright © 2016-2020 La Segunda Guerra Mundial... Hoy. Todos los Derechos Reservados